Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Trabajadores de una filial de Tragsa denuncian gran precariedad laboral y reducciones de personal en la compañía pública

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La publicación en este confidencial de la decisión de los directivos de Tragsa de privar a sus empleados de la cesta de navidad y entregar ese dinero como donativo a una ONG próxima al PSOE, ha multiplicado las protestas de sus empleados. En Tragsatec, una de sus filiales, se denuncia la enorme precariedad laboral que sufren los trabajadores.

La publicación en este confidencial de la decisión de los directivos de Tragsa de privar a sus empleados de la cesta de navidad y entregar ese dinero como donativo a una ONG próxima al PSOE, ha multiplicado las protestas de sus empleados. En Tragsatec, una de sus filiales, se denuncia la enorme precariedad laboral que sufren los trabajadores. Tragsatec es una empresa filial de Tragsa que se dedica a la asistencia técnica en el ámbito de la infraestructura agraria, del desarrollo rural y de las actividades forestales y medioambientales. Se trata de una empresa pública dependiente del Ministerio de Agricultura y participada por la SEPI. Tragsatec tiene 30 millones de euros de capital social y una capacidad de producción anual de 90 millones de euros. Hasta ahora, Tragsatec contaba con el siguiente equipo humano en plantilla: 698 titulados superiores, fundamentalmente ingenieros agrónomos y de montes; 547 titulados de grado medio; 614 especialistas en informática; 53 técnicos de cálculo; 293 administrativos y 65 personas en otras funciones. De estos 2.270 empleados, algo más de 800 estaban integrados en el proyecto SIGPAC, consistente básicamente en la constitución de sistemas de identificación geográfica de parcelas agrícolas. Según ha podido saber este confidencial, una vez agotados estos proyectos, Tragsatec ha decidido prescindir ya de 560 trabajadores, otros cien saldrán de la empresa en enero y se calcula que 200 lo harán en febrero. Esta reducción de personal no le va a salir muy cara a la empresa. Según las fuentes a las que ha tenido acceso ECD, tan sólo el 3% de estos trabajadores contaban con un contrato indefinido. El panorama laboral descrito dista mucho del mensaje que transmitió a los empleados el nuevo presidente de la empresa que llegó con el reciente cambio de gobierno. En su presentación a los trabajadores se comprometió a solucionar la precariedad laboral y contractual que le habían dejado los anteriores gestores, ya que él era consciente de que había un bajísimo porcentaje de contratos sólidos.