Sábado 23/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

El nuevo ministro de Trabajo imita el ‘modelo Caldera’: la reunión de mañana con los sindicatos será protagonizada por los 'números dos'. Las relaciones están “muy rotas”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Valeriano Gómez no se sentará mañana en la mesa junto a los sindicatos. Los protagonistas del encuentro serán los números dos. La secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez, representará al Gobierno. Los secretarios de Acción Sindical de UGT y CC.OO. defenderán las posturas de los sindicatos. Una fórmula que ya aplicó Jesús Caldera en su paso por Trabajo en momentos de gran conflictividad social.

La secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez, se reunirá mañana con los números dos de los sindicatos UGT y CC.OO., Toni Ferrer y Ramón Górriz, respectivamente. Con este encuentro, el ministerio de Trabajo, dirigido desde hace menos de un mes por Valeriano Gómez, intenta retomar el diálogo social que fracasó hace cinco meses durante la negociación de la reforma laboral.

Personas cercanas a Valeriano Gómez, a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, explican que el ministro ha optado por una fórmula que ya adoptó Jesús Caldera cuando fue responsable de la cartera de Trabajo.

Desde el equipo de Gómez se cree también, según las fuentes consultadas, que en momentos de gran conflictividad social como el actual, “los segundos espadas se convierten en una pieza fundamental para reestablecer el diálogo”, interrumpido a principios de este verano por las discrepancias entre Gobierno y sindicatos a cuenta de la reforma laboral.

Las mismas fuentes comentan que el Gobierno ha querido mantener un primer contacto con los sindicatos, antes de reunirse con altos cargos de la patronal. Se considera que las relaciones son “más distantes” con los representantes sindicales, ya que fueron los convocantes de una huelga general contra el Ejecutivo de Zapatero el pasado 29 de septiembre.

Fuentes conocedoras del encuentro explican que se va a tratar de una reunión “sin papeles, ni propuestas” por parte del Gobierno. Mientras, los sindicatos si entregarán a la secretaria de Estado de Empleo un documento conjunto sobre las rectificaciones que exigen sobre la reforma laboral.

Según estas mismas fuentes, se quiere que sea un encuentro con “un perfil más técnico que político”. De ahí, el protagonismo de las conversaciones entre los números dos.

Otra de las bazas que utilizará el Ejecutivo durante esta primera toma de contacto tras la ruptura con los agentes sociales será proponer diálogo a través de las políticas activas de empleo, una de sus prioridades y de las posturas que más puede acercarle a los sindicatos para tantear el terreno y recuperar su confianza.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·