Jueves 21/09/2017. Actualizado 13:01h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

UGT y CC.OO. consideran que si fracasa la huelga general del 14-N, será su último cartucho contra Rajoy esta legislatura. Pronósticos de sus encuestas: seguimiento en industria, batacazo en servicios y Administración

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los sindicatos se la juegan en la huelga general de mañana. Cándido Méndez (UGT) e Ignacio Fernández Toxo (CC.OO.) son conscientes de que si la convocatoria es un rotundo fracaso supondrá el último cartucho contra el Gobierno de Mariano Rajoy, al menos, en esta legislatura. Sus encuestas internas pronostican una escasa movilización para el 14-N.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes sindicales, Méndez y Toxo están reconociendo en privado estos días la "apuesta arriesgada" que supone la convocatoria de huelga general, prevista para mañana.

Consideran que, de resultar un estrepitoso fracaso, su capacidad para llamar a nuevas movilizaciones acabaría ya enterrada para toda esta legislatura, a la que todavía le quedan tres años de posibles más ajustes y recortes. Y los datos internos que manejan en las cúpulas de UGT y CC.OO. sobre apoyo al paro no les invitan, para nada, al optimismo en las horas previas a la protesta.

Escaso seguimiento del paro

Las fuentes sindicales a las que ha tenido acceso ECD explican que las centrales han realizado un sondeo, en las últimas semanas, para pulsar el ambiente de cara a la huelga general en empresas privadas y organismos oficiales.

Las previsiones que han arrojado los resultados obtenidos han desanimado profundamente a las cúpulas de UGT y CC.OO a pocas horas de la convocatoria. En síntesis, estos son algunos de los datos y análisis más importantes:

-- Sólo prevén un amplio seguimiento del paro en la industria.

-- Creen que será difícil observar un verdadero colapso en las grandes ciudades por el incumplimiento de los servicios mínimos en las redes de transporte de autobuses, Metro o Cercanías. Es la fotografía que siempre buscan los sindicatos, en plena hora punta, para proclamar el éxito de la huelga.

-- En el sector servicios, apenas esperan respaldo de las pequeñas tiendas y de los grandes de la distribución (El Corte Inglés, Mercadona, Carrefour…). Tampoco, conseguirán, por tanto, calles comerciales desiertas y gran número de establecimientos con la persiana bajada.

-- Funcionarios: Han detectado, a través de consultas en organismos oficiales de la Administración General del Estado, el escaso apoyo a la huelga entre los funcionarios y empleados públicos. Este colectivo considera que sumarse al paro, con la consiguiente reducción en la nómina de este mes, es un palo más que hay que sumar a la supresión de la paga extra de Navidad en diciembre.

-- Se extiende entre la gente el miedo a perder el trabajo: También se ha instalado, entre algunos trabajadores, el miedo a poder perder su empleo por acudir a la huelga. Es una de las primeras convocatorias de paro general, en el que se ha comenzado a detectar este fenómeno, pero que también hay que tener en cuenta.

Poner el foco en las protestas en las calles

Sin embargo, según las fuentes consultadas, los sindicatos ya han diseñado una estrategia para salvar la cara, ante una más que probable debacle. "Hay que sacar el exito de donde sea", comentan desde unos de los sindicatos.

Por ello, su plan consistirá en conseguir sacar a las calles, a través de la movilización, al mayor número de personas posible, sobre todo en Madrid, Barcelona y las grandes capitales de provincia.

De esta manera, intentarán 'vender' como un "éxito" el malestar ciudadano puesto de relieve en las manifestaciones convocadas en toda España a última hora de la tarde, donde se escucharán gritos y consignas contra las políticas del Gobierno.

El objetivo, por tanto, es dejar desde ese momento en segundo plano el escaso apoyo al paro cosechado durante la jornada en las empresas y la Administración y centrarse en estas protestas, donde si prevén un mayor respaldo de la población.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·