Domingo 20/08/2017. Actualizado 01:13h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Las manifestaciones de esta semana buscan ir calentando el ambiente en la calle

UGT y CCOO contemplan convocar, con Podemos, una huelga general a partir de marzo

Han dado ese plazo a Rajoy hasta comprobar qué partidas concretas incluye en los Presupuestos sobre pensiones, gasto social...

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los sindicatos están dispuestos a conceder más de 100 días de tregua a Mariano Rajoy: le dan de plazo hasta el mes de marzo, antes de convocar una huelga general en España. Las manifestaciones de esta semana, como la que se celebra este domingo en Madrid, con Toxo y Álvarez a la cabeza, se proponen ir calentando el ambiente en la calle hasta entonces.

Ignacio Fernández Toxo (CC.OO.) y Josep María Álvarez (UGT). Ignacio Fernández Toxo (CC.OO.) y Josep María Álvarez (UGT).

UGT y COOO han promovido más de 60 manifestaciones en toda España desde el jueves. Protestan por los límites impuestos por el Gobierno al proceso de diálogo social. Exigen una nueva política económica que traslade a los ciudadanos los beneficios del crecimiento y la salida de la crisis. El PSOE y Podemos respaldan las movilizaciones.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, por fuentes próximas a las cúpulas de UGT y CCOO, los sindicatos tienen ya fijada una posición sobre una próxima huelga general en España, con el trasfondo de que no se trata de convocar paros contra partidos o personas, sino contra políticas concretas.

Una contundente respuesta sindical

Así las cosas, altos cargos de las dos principales centrales del país consideran que, si el Gobierno del PP continúa con las políticas de recorte en el gasto social en los Presupuestos, como excusa para cumplir con el déficit, “habrá sin duda una contundente respuesta sindical”.

No obstante, consideran que ahora mismo no se dan las circunstancias para una movilización de esas características. Repiten que habrá que esperar a febrero, para conocer las medidas que implante el Gobierno en las cuentas públicas, en relación a derechos perdidos en empleo, salarios y pensiones durante la crisis económica, y para comprobar si está o no abierto a negociarlas con los agentes sociales.

Campaña de movilizaciones para calentar el ambiente

Según las fuentes consultadas, las centrales tomaron la decisión de salir ya a la calle tras la reunión que mantuvieron Ignacio Fernández Toxo (CCOO) y Josep María Álvarez (UGT) con Mariano Rajoy, el pasado 25 de noviembre, en Moncloa. En ella, aseguran, el presidente del Gobierno les fijó los límites de su disposición al diálogo: no aumentará el gasto social ni derogará la reforma laboral.

Por ello, los sindicatos han trazado una estrategia para los próximos tres meses, en los que combinarán la movilización con intentos de retomar el diálogo social con el Ejecutivo. A la jornada de este domingo le seguirán otras de carácter sectorial, como la que se celebrará el miércoles, 21 de diciembre, contra la pobreza energética, convocada por 25 organizaciones sociales.

El objetivo de esta actividad, admiten, es “calentar el ambiente en la calle y en las empresas con una campaña sostenida de movilizaciones hasta la primavera”.

Han tenido que frenar a Podemos con una huelga general

En ámbitos próximos a UGT y CCOO reconocen, además, que han manteniendo contactos con miembros de Podemos sobre una posible convocatoria de huelga general en España.

En el entorno de Pablo Iglesias revelan también que el líder de Podemos era partidario de convocarla cuanto antes, de acuerdo con su actual estrategia, para tratar de capitalizar la movilización social y presentarse como el verdadero líder de la oposición frente al PSOE.

Pero los sindicatos han frenado las expectativas de Iglesias. Altos cargos de ambas centrales le acusan de “desconocer los tiempos del movimiento sindical. Explican que la convocatoria de un paro general de 24 horas tiene que responder, en todo caso, a una situación límite y a un momento crítico, que los sindicatos sitúan en este momento en el mes de marzo. Antes, apuestan por otras fórmulas, como campañas informativas, movilizaciones en la calle… 

Enfado por quedar al margen de la subida del salario mínimo

UGT y CCOO rechazan también de forma categórica el “procedimiento empleado por el Gobierno”, para subir el salario mínimo un 8%, hasta situarlo en los 707,6 euros en 2017, por tratarse de “un pacto con el PSOE fraguado a espaldas de los interlocutores sociales”.

Consideran que se trata de un “avance insuficiente” (ellos pedían que se llegara a 800 euros el año que viene). Ambas organizaciones denuncian que el Ejecutivo ha “hurtado al diálogo social una negociación como la del Salario Mínimo Interprofesional, al situarla en el ámbito político y parlamentario”.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·