Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Vivo debate en la Unión Europea sobre la autorización de “supercamiones” de transporte de sesenta toneladas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pronto pueden aparecer por nuestras carreteras. Son los “supercamiones” de transporte de sesenta toneladas, un vehículo muy largo, porque lleva un gran remolque, cuyas consecuencias para el firme de las carreteras, para los viaductos y puentes, y para la seguridad del tráfico, son objeto de un vivo debate en la Unión Europea.

Pronto pueden aparecer por nuestras carreteras. Son los “supercamiones” de transporte de sesenta toneladas, un vehículo muy largo, porque lleva un gran remolque, cuyas consecuencias para el firme de las carreteras, para los viaductos y puentes, y para la seguridad del tráfico, son objeto de un vivo debate en la Unión Europea. Hasta el momento, dos países han autorizado la circulación de estos “supertracks”, que son Suecia y Finlandia. En Holanda se ha concedido un permiso experimental a 300 unidades para conocer lo que ocurre y tomar la decisión final, y en otros países, como Alemania o Bélgica, el debate se plantea sobre si las autopistas van a poder soportar este tipo de vehículos.

Este nuevo transporte ofrece evidentes ventajas económicas, al reducir el costo del transporte de mercancías por carretera, puesto que se rebajará el consumo de combustible y se reducirá el número de vehículos circulando. A cambio, la incógnita es conocer cuál será el impacto en las infraestructuras, pero también las consecuencias para otros transportes tradicionales y menos contaminantes como el tren y el transporte por canales.

El último elemento de discusión está en el cambio en las condiciones de circulación para el resto de vehículos, sobre todo para los automovilistas que se encuentren en ruta con estos gigantes.

Lo que parece claro es que, si la autorización se generaliza en países como Alemania y Francia, la implantación en España resultará casi inevitable. (30-07-2004)