Jueves 19/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Vuvuzelas contra la reforma laboral de Zapatero. Los sindicatos están importando trompetas sudafricanas para montar una escandalera en el ensayo de huelga general previsto para Barcelona

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los sindicatos catalanes se apuntan a la moda de las vuvuzela: utilizarán la molesta trompeta en la manifestación de Barcelona del próximo 30 de junio para protestar contra el decreto de reforma laboral. El objetivo de los grupos sindicales es causar un efecto sorpresa con esta ruidosa forma de protestar.

La manifestación del próximo miércoles ha sido convocada por Comisiones Obreras y UGT a través de un comunicado conjunto. Este ensayo previo de la huelga general prevista para el 29 de septiembre, es de gran importancia para los sindicatos. Josep María Álvarez, Secretario de Comisiones obreras en Cataluña, ya ha definido el ensayo como parte de “la batalla” que asegura “ganarán los sindicatos”.

Fuentes de una de las mayores compañías importadoras de vuvuzelas en España, han confirmado a El Confidencial Digital que los sindicatos están comprando las famosas trompetas. Estas fuentes indican que no pueden revelar las cantidades del pedido porque los sindicatos así se lo han solicitado. Quieren mantener en secreto su adquisición para dar un golpe de efecto el próximo miércoles y ganar protagonismo en los medios de comunicación, coincidiendo con el inicio de la fase final del Mundial de Sudáfrica.

Los sindicatos no son los primeros en utilizar este instrumento musical como reclamo mediático. Uno de los pioneros en usarla ante los micrófonos fue el ministro de Fomento José Blanco que no dudó en comparar la irritante trompeta con Mariano Rajoy. Blanco afirmó que “Rajoy se ha convertido en la vuvuzela de la crisis”. Ahora la vuvuzela de los sindicatos sonará en contra del Gobierno.

Esta especie de trompeta ha hecho que los aficionados de todo el mundo que han acudido al Mundial de Sudáfrica se sientan molestos con su ruido. Los que ven los partidos desde casa también han notado este sonido “irritante”. Eso sí, las ventas no paran de incrementarse tanto en Europa, donde ya se han vendido más de un millón y medio, como en Sudáfrica, allí se vendieron durante las últimas dos semanas más de 30.000 unidades.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·