Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

El invitado “invisible” de Zapatero en el encuentro con Blair fue Antonio Catalán, el anfitrión, en cuya piscina se baña Sonsoles Espinosa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El encuentro hispano-británico celebrado la semana pasada en Madrid, con Rodríguez Zapatero y Tony Blair como principales protagonistas, sigue dando que hablar. Nadie ha mencionado, de hecho, al hombre que ejerció de anfitrión: ni más ni menos que Antonio Catalán, el empresario amigo del presidente que ha cedido su piscina para que nade Sonsoles Espinosa.

En total fueron diecisiete los empresarios españoles y británicos que asistieron al encuentro. Entre ellos se encontraban los Emilio Botín (BSCH), César Alierta (Telefónica), Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola), Javier Monzón (Indra), José Manuel Entrecanales (Acciona), Francisco Fernández Sáinz (Casa) y Luis del Rivero (Sacyr). Hubo, a su vez, notables y polémicas ausencias, como las de los máximos responsables de ACS, Inditex, Abertis, FCC o Endesa.   Sin embargo, nadie ha reparado en el papel jugado por un empresario que, pese a no haber hecho acto de presencia en el acto, estaba por doquier. Se trata de Antonio Catalán, el dueño de AC Hoteles. Y es que el encuentro exclusivo, diseñado por el director de la Oficina Económica de La Moncloa, Miguel Sebastián, tuvo lugar en el Hotel Santo Mauro de la calle Zurbano de Madrid.   Efectivamente, Antonio Catalán tiene como “la joya de la corona” de su cadena hotelera este palacete, construido en 1894 para los duques de Santo Mauro, que señorea en una de las calles más elegantes del madrileño barrio de Chamberí.   La amistad entre Antonio Catalán y Rodríguez Zapatero también alcanza a la esposa del presidente del Gobierno que, como ya adelantó El Confidencial Digital el pasado mes de mayo, en fecha reciente renunció para ejercitar la natación al uso de instalaciones oficiales (como la piscina de la Academia de Guardias Jóvenes, en Valdemoro): ahora practica en las dependencias de un hotel perteneciente a la cadena AC.   Como ya se ha dicho, el interés de Sonsoles Espinosa por la natación y el buceo tiene que ver, no sólo con la necesidad de hacer deporte, sino sobre todo con lo adecuado de ese tipo de ejercicio para “hacer pulmón”, es decir, ejercitar la capacidad pulmonar, muy conveniente para quienes se dedican al canto.

·Publicidad·
·Publicidad·