Miércoles 07/12/2016. Actualizado 09:19h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Zapatero pensó en una fórmula urgente para cesar a Manuel Conthe al frente de la CNMV pero dejó la solución en manos de Solbes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cesar al presidente de la CNMV no es fácil, si no se demuestra que está dejando de ejercer sus funciones. Zapatero quiso forzar la máquina para que su anuncio de dimisión fuera considerado causa suficiente para echarlo, pero finalmente, aconsejado por algunos de sus asesores, se decantó por una solución menos traumática y, sobre todo, menos polémica.

La actuación de Manuel Conthe, que, después de anunciar su dimisión, dijo que no lo haría sin antes comparecer en el Parlamento, ha irritado profundamente al presidente del Gobierno, quien, según fuentes oficiosas consultadas por El Confidencial Digital, sopesó la idea de buscar una fórmula para apartar de su cargo a Conthe sin esperar a su renuncia.

Al final, sin embargo, algunos de sus más cercanos asesores, entre los que según ha sabido ECD se encuentra el ex director de la Oficina Económica de Moncloa, Miguel Sebastián, le convencieron de que la solución quedara en manos del vicepresidente, Pedro Solbes, quien convocó a Conthe en su despacho para tratar de buscar una vía de escape.

De acuerdo con las fuentes consultadas, altos funcionarios de Presidencia del Gobierno y un nutrido grupo de parlamentarios socialistas transmitieron a Zapatero su deseo de “poner a Conthe en su sitio”, y de “no permitir que un funcionario público coloque contra las cuerdas al Gobierno que lo nombró”.

Los miembros de la Oficina Económica de Moncloa, con su director, David Taguas, a la cabeza, y con el apoyo explícito de Miguel Sebastián, consideraron que era mejor no provocar una guerra abierta y tratar de reconducir la situación. Así se lo hicieron saber a Zapatero, quien, a su vez, encargó a Solbes que, una vez pasadas las vacaciones de Semana Santa, buscara una solución.

El titular de Economía sabía de antemano, porque le conoce bien, que el presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores no quiere abandonar su puesto sin dejar clara una de sus reivindicaciones más antiguas: que los reguladores deben depender del Parlamento y necesitar del consenso para su nombramiento, de forma que, a semejanza de lo que ocurre con el Tribunal de Cuentas, la gestión de la CNMV sea independiente y sólo sea analizada por una comisión parlamentaria.

Conthe no contará nada

En el Partido Popular, mientras tanto, se sabe de forma fehaciente que Manuel Conthe no revelará nada en el Congreso, sobre las OPA de Endesa, que no haya sido difundido ya por los medios de comunicación, por lo que el daño que pueda hacer al Gobierno su comparecencia parlamentaria resultará prácticamente nulo.

Algunos altos cargos del principal partido de la oposición han hablado incluso con el presidente de la CNMV o con personas cercanas y han confirmado que no dirá nada especial en su comparecencia parlamentaria que podría ser pactada para después del puente del 1 de mayo con el apoyo de PSOE y CiU.