Domingo 24/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Angela Merkel está devolviendo a Zapatero con sus ‘pegas’ a la OPA de ACS sobre Hochtief el desplante a la entrada de E.ON en Endesa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Merkel no perdona al presidente Zapatero su rechazo a la oferta lanzada por la alemana E.ON sobre Endesa. La canciller alemana se toma ahora la revancha en la OPA por el 100% de Hochtief que pretende ACS. Las constantes trabas que el Ejecutivo alemán esta poniendo a las aspiraciones de la constructora española tienen su origen en la postura adoptada por el Gobierno de Zapatero en 2006.

El propio José Luis Rodríguez Zapatero transmitió a la cúpula de E.ON la posición del Gobierno español en febrero de 2006. El Ejecutivo argumentaba en aquel momento que respetaba las reglas del mercado, pero tenía la convicción de que en un sector estratégico como el de la energía convenía a los intereses de España tener una empresa de matriz nacional.

ACS, que ya tiene un 30% en Hochtief, lanzó a mediados de septiembre una OPA hostil sobre la constructora alemana con el fin de aumentar su participación por encima del 50%.

Angela Merkel no olvida esta postura de Zapatero hace tan solo cuatro años. Fuentes del sector energético a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital explican que la canciller alemana está pagando ahora a España con la misma moneda.

Según las mismas fuentes, así se explican los continuos obstáculos que desde Alemania se está encontrando la constructora presidida por Florentino Pérez para hacerse con el control de Hochtief.

El presidente de Hochtief, Herber Lütkestratköter, también ha pedido al Gobierno de Angela Merkel que tome cartas en el asunto recordando los obstáculos que España puso a E.ON para la compra de Endesa. La operación finalmente no salió porque la eléctrica alemana se negó a aceptar las duras condiciones impuestas y por la aparición en escena de Acciona y Enel, con las que pactó una retirada honrosa.

Aunque siempre a través de portavoces oficiales de su gabinete (nunca en persona), Merkel ha dejado dos cosas muy claras. No ve con buenos ojos que los españoles troceen la mayor constructora de Alemania cuando tomen el mando. Y que, si sus deseos son desoídos, está dispuesta a complicarle la vida a ACS promoviendo las reformas legales necesarias.

La última maniobra de Angela Merkel para evitar la OPA de la compañía de Florentino Pérez tuvo lugar la semana pasada. Hochtief reconoció que el Gobierno alemán ha mediado en un acercamiento con Qatar. Merkel ha propuesto al emirato de Qatar como inversor para que salve a Hochtief de ser controlada por la constructora española.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·