Miércoles 18/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

En 2010 cerraron el espacio aéreo español

El nuevo ministro de Justicia deja un conflicto a Ana Pastor: una amenaza de huelga de los controladores áereos

Rafael Catalá mantenía bloqueadas las conversaciones con los sindicatos para negociar un nuevo convenio colectivo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La marcha repentina del número dos de Fomento, Rafael Catalá, para cubrir la vacante de ministro que ha dejado Alberto Ruiz-Gallardón en Justicia le deja una patata caliente a Ana Pastor. Tendrá que nombrar un nuevo interlocutor con los controladores aéreos en ENAIRE (antigua AENA) que apacigue la amenaza de huelga del colectivo para el mes de octubre.

Caos aéreo. Caos aéreo.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes del sector, Catalá era hasta ahora el interlocutor principal con los sindicatos de controladores áereos para negociar un nuevo convenio laboral para el colectivo.

El operador de Navegación Aérea, ahora denominado ENAIRE y presidido por Rafael Catalá, denunció en octubre de 2013 el II convenio colectivo (dictado mediante el laudo arbitral de Manuel Pimentel emitido el 28 de febrero de 2011) con el objetivo de negociar este año un nuevo convenio y llegar a un acuerdo antes del 24 de octubre.

El comité ejecutivo de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) se reunirá el próximo lunes para decidir si propone a sus afiliados convocar paros parciales durante la segunda quincena de octubre en el caso de que las negociaciones con ENAIRE no avancen.

La negociación entre ambas partes se bloqueó en un primer momento, según USCA, ante la negativa de ENAIRE a reconocer la ultraactividad indefinida del II convenio colectivo que recoge el laudo. USCA considera que la vigencia del laudo es indefinida hasta que no se firme un nuevo convenio, dado que la reforma laboral fue posterior al dictamen de Pimentel.

De no llegarse a un acuerdo antes de esa fecha, con la legislación laboral en la mano, se aplicaría el estatuto de los trabajadores o los convenios sectoriales por los que se rigen los trabajadores de las 13 torres de control liberalizadas. 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·