Viernes 09/12/2016. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

La bajada de audiencia podría provocar una caída del 20% en los ingresos de TVE, frente al 10% estimado en los presupuestos oficiales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

2006 tampoco será un buen año para la caja de Televisión Española. Los responsables de la cadena estiman que sus ingresos publicitarios caerán cerca de un 10%. Sin embargo, fuentes consultadas por El Confidencial Digital aseguran que el descenso podría ser del 20% respecto a 2005.

2006 tampoco será un buen año para la caja de Televisión Española. Los responsables de la cadena estiman que sus ingresos publicitarios caerán cerca de un 10%. Sin embargo, fuentes consultadas por El Confidencial Digital aseguran que el descenso podría ser del 20% respecto a 2005. El anteproyecto de los Presupuestos de RTVE para 2006 refleja las consecuencias de la bajada de audiencia de TVE, que en estos momentos se encuentra en el tercer puesto en número de teleespectadores, por detrás de Antena 3 y Telecinco. Sin embargo, fuentes cercanas a la cadena pública revelaron a ECD que en Prado del Rey son conscientes de que las implicaciones económicas de ese descenso de audiencias serán mucho mayores que las que se recogen en el anteproyecto. En el texto elaborado por el Ente que dirige Carmen Caffarel se estima que “la cifra presupuestada por ventas supone una disminución de 73.760miles de euros sobre el presupuesto de 2005 (-9,28) debido a las previsiones e hipótesis que se han realizado por la participación de otros operadores en el mercado publicitario”. La previsión de este anteproyecto es optimista, pues quienes han tenido acceso a los datos comerciales reales de la cadena hablan de una caída de entre un 15 y un 20%. En el sector se apuntan varios motivos que explican ese descenso por ingresos publicitarios. Por un lado, la bajada de los “shares” de audiencia ha provocado “un bloqueo” con los anunciantes de la cadena. Esto se debe, explican los expertos, a que cuando la televisión vende un espacio en “prime time” a un anunciante se compromete con éste a garantizar un porcentaje determinado de audiencia. Si no consigue ofrecer ese porcentaje, la cadena tiene que emitir los anuncios pactados en otro momento en el que se alcance esa cifra de audiencia. Esto impide al medio de comunicación contratar más publicidad para ese espacio. Por otra parte, algunos analistas apuntan a ECD que las concesiones hechas por el Gobierno para apoyar la puesta en marcha de Cuatro podrían ser alguna de las claves de ese descenso. El Ejecutivo, recuerdan los expertos, se comprometió con Antena 3 y Telecinco a introducir una enmienda en los Presupuestos de 2006 que recortase en un 20% los ingresos publicitarios de TVE, con el fin de dejar un margen mayor de competencia a las cadenas privadas. Según las fuentes consultadas por ECD, este baile de números es habitual en el Ente público, ya que existe un preocupante “ocultismo” que impide a parte de los responsables de la cadena conocer el estado real de las cuentas. Ni siquiera, señalan las fuentes, el Consejo de Administración conoce los presupuestos veraces. Algo que, según comentan, también ocurre con otros datos como los contratos con muchas productoras a los que el Consejo no tiene acceso. En el anteproyecto oficial de los Presupuestos para 2006 se cifra el gasto operativo de la cadena en un total de 1.304.548 miles de euros frente a los 1.269.056 miles de euros de 2005, lo que representa un incremento del 2,80%. En el apartado de gastos financieros, sí se espera un descenso del 13,56% debido a “las mejores expectativas del mercado financiero respecto del coste de financiación y un mayor volumen de la deuda a corto/medio plazo”. De este modo, se estima un gasto financiero de 231.242 miles de euros, frente a los 267.531 miles de euros de 2005. Desde enero de 2001, RTVE está adscrita a la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales), dependiente del Ministerio de Economía, por lo que su dotación económica se enmarca en ese capítulo de los Presupuestos Generales del Estado.