Martes 17/10/2017. Actualizado 12:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Discretos contactos durante la semana pasada

El cierre de Garoña es una concesión al PNV para apoyar los Presupuestos de 2018

Los nacionalistas vascos transmitieron en reuniones con el ministro Álvaro Nadal la intención de vender esta decisión como una victoria frente a Madrid

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Gobierno de Mariano Rajoy ha decidido rechazar la petición de reapertura de la central de Garoña (Burgos). Implicará el cierre definitivo de la nuclear más vieja y pequeña de España. Pero la decisión esconde una trascendencia mayor a nivel nacional: comienza a apuntalar el apoyo del PNV a los Presupuestos de 2018.

Central nuclear de Garoña, en Burgos. Central nuclear de Garoña, en Burgos.

De hecho, el ministro Nadal reconoció este martes que el hecho de que el Ejecutivo se encuentre en minoría en el Congreso y la posibilidad de que el resto de grupos políticos aprueben leyes en contra de la permanencia de la central impiden que exista la “mínima tranquilidad” para que las inversiones en seguridad que deberían hacer las empresas propietarias de la central (Endesa e Iberdrola) sean rentables a largo plazo.

“Garoña se cerrará y se cerrará porque se ha utilizado políticamente”, zanjó Nadal. Acusó a la oposición de haber usado el caso como un “campo de batalla” en contra del parque nuclear y lamentó la ausencia de un “debate sosegado” sobre las fuentes de suministro del sistema eléctrico nacional.

Concesión al PNV, por los Presupuestos

En este escenario, el PNV se ha convertido en esta legislatura en el socio preferente de Mariano Rajoy. Gracias al apoyo de los nacionalistas ha sacado adelante los Presupuestos de 2017 y el techo de gasto de 2018. Dos respaldos que han requerido contrapartidas, como la relativa al nuevo Cupo Vasco.

Ahora, el Gobierno central necesitaba dar un paso más. Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes conocedoras de las negociaciones, los nacionalistas vascos han aprovechado la nueva relación que mantienen con Madrid para arrancarle esta reivindicación histórica y condicionarla al apoyo a las cuentas del próximo año.

En concreto, habían venido reconociendo en reuniones con Álvaro Nadal, en las últimas semanas, que iban a vender el cierre de Garoña como “una victoria frente a Madrid”.

El plan era echar un primer pulso al Gobierno con este asunto a cambio de su apoyo a los Presupuestos de 2018. Un movimiento que se produce después de que Ciudadanos ya pusiera precio a su respaldo a las cuentas: una rebaja del IRPF a las rentas más bajas.

Se suma a Prisiones y Seguridad Social

Por el momento, Urkullu no ha logrado que el Gobierno retire el recurso contra la ley sobre “abusos policiales”, pero sí consiguió ya, en su última visita a Madrid, arrancar a Mariano Rajoy nuevos compromisos a cambio de los apoyos parlamentarios futuros del PNV.

La gestión de la política penitenciaria fue uno de los asuntos que se trataron durante el encuentro. Tal y cómo revelaron entonces a ECD fuentes gubernamentales conocedoras del contenido de la reunión, Urkullu volvió a pedir a Rajoy que el Gobierno transfiriera a Euskadi todas las competencias reconocidas en el Estatuto de Gernika.

Entre ellas, el lehendakari destaca por encima de las demás dos: Prisiones y la gestión de la Seguridad Social.



·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·