Martes 26/09/2017. Actualizado 13:37h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Financian un máximo del 80% de la vivienda

Los bancos contienen el estallido de otra burbuja inmobiliaria con hipotecas por nóminas de 4.000 euros

Incluyen como condición fundamental en los contratos que los solicitantes superen unos ingresos mínimos para obtener el préstamo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los bancos no han dejado de anunciar rebajas en sus hipotecas. La sensación es que se encuentran al alcance de cualquier ciudadano. Sin embargo, a la hora de formalizar el préstamo, las entidades están exigiendo una nueva condición a los clientes: unos elevados ingresos mínimos mensuales.

Bloque de viviendas en construcción. Bloque de viviendas en construcción.

Desde hace unos meses, la mayoría de ofertas están aplicando una nueva condición que se avisa desde cada banco: “Oferta condicionada a la domiciliación de nóminas por un importe igual o superior a los X euros mensuales”.

De esta manera, entidades como el Santander, Bankinter o BBVA establecen este límite en los 2.000 euros, otros como Kutxabank lo fijan en los 3.000. Pero la cifra puede llegar a 5.000 en el caso de la Oficinadirecta, la banca on line del Popular. Estos límites se refieren, eso sí, al conjunto familiar de ingresos, es decir, el de todos los titulares del préstamo.

Financian un máximo del 80% del valor

Además, las personas que se plantean solicitar una hipoteca deber ser conscientes de que los bancos no financian más del 80% de la operación, a no ser que compren uno de sus pisos.

Es decir, que por una parte es necesario tener ahorrado el 20% del precio de la casa. Pero por otra parte, también hay que hacer frente a los gastos de apertura (impuestos, tasación, notaría, registro y gestoría) que se pagan nada más firmar, y que pueden oscilar entre el 10% y el 15% del precio de la vivienda. En total, si la casa cuesta 100.000 euros, los ahorros necesarios no deberán ser inferiores a 30.000.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·