Martes 22/08/2017. Actualizado 17:43h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Las eléctricas se han hartado: están decididas a cortar la luz a ayuntamientos y diputaciones (incluidos colegios) para forzar el pago de las facturas: la deuda supera los 500 millones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El caso del instituto de Educación Secundaria Jorge Juan de Alicante, que podría quedarse sin luz en las próximas horas por no pagar los recibos, ha hecho saltar todas las alarmas. Las eléctricas han agotado su paciencia y pretenden meter en vereda a las administraciones públicas. La deuda que acumulan con las compañías supera ya los 500 millones de euros.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, por fuentes del sector, las eléctricas se han visto obligadas a tomar una determinación ante el importante volumen de impagos por parte de las administraciones públicas: presionar a ayuntamientos y autonomías con el corte de la luz para conseguir que paguen las facturas, una vez agotados todos los plazos, negociaciones y tras varios meses de demora.

La deuda de las corporaciones locales y las autonomías con las empresas de servicios eléctricos (Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, HC Energía y E.ON España) es ya “insostenible” y algunas de las multinacionales han empezado a cortar el suministro de luz de algunas dependencias públicas ante la imposibilidad de cobrar sus facturas.

Según fuentes bien posicionadas en el sector eléctrico, la cuantía de los recibos pendientes de abonar a las eléctricas por parte de las administraciones públicas supera ya los 500 millones de euros. La difícil situación, que en un primer momento solo afectaba a los ayuntamientos, se extiende también ahora a las diputaciones y a las Comunidades Autónomas.

El margen de actuación de las compañías es muy limitado. Una de las pocas formas que tienen para presionar a las administraciones es mediante el corte temporal del suministro en servicios no esenciales (ya que tienen prohibido hacerlo en áreas como la sanidad o la seguridad, como bomberos o policía).

Un método que les resulta efectivo, en la mayoría de los casos, y que se está intensificando en estos momentos. Según las fuentes consultadas, con esta táctica pretenden poner en evidencia la dejadez de los poderes públicos a la hora de atender y cubrir los servicios esenciales de los ciudadanos (como es la luz en edificios públicos, por ejemplo, colegios).

Al mismo tiempo, se libra a la eléctrica de quedar como responsable del corte del suministro, que podría generarles una importante contestación social –y que no están dispuestas a asumir-, ya que consideran a las administraciones públicas como la culpable última de esta situación al no cumplir con los pagos.

Mantas para protegerse del frío

El Instituto de Educación Secundaria Jorge Juan de Alicante podría quedarse sin luz en las próximas horas. Iberdrola Distribución, la empresa que suministra electricidad en la Comunidad Valenciana, ya ha avisado de la suspensión del suministro.

El inminente corte de energía está motivado por la incapacidad de abonar la factura de la luz a Nexus, la firma con la que contrataron este servicio. Un gasto que este centro de enseñanza no ha podido afrontar hasta el momento, asfixiado por los retrasos de la Generalitat valenciana, que adeuda los gastos de funcionamiento desde hace meses.

No el único centro público de la Comunidad Valenciana que atraviesa por una delicada situación económica. El IES Ausiàs March de Manises ya no tiene teléfono ni Internet, y el IES Vila-Roja de Almassora se ha quedado sin calefacción. Los alumnos acuden a clase con mantas para paliar el frío.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·