Martes 22/08/2017. Actualizado 08:59h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

El empresariado español no ve atractiva la inversión en Guinea Ecuatorial: latinoamericanos, estadounidenses y chinos explotan el país

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los empresarios españoles no acaban de encontrarle atractivo a las inversiones Guinea Ecuatorial, oportunidad que están aprovechando firmas y trabajadores de Latinoamérica, Estados Unidos, China, Corea del Sur y Francia.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, son pocas las empresas españolas interesadas en invertir en el único país africano con el que comparten el idioma oficial.

La inestabilidad política, el desconocimiento “de la gran mayoría” sobre la última colonia española y la llegada de fuertes multinacionales –principalmente estadounidenses y francesas- son algunas de las razones que tienen los empresarios nacionales para fijarse en otros destinos, según reconocen fuentes del sector.

Fuentes empresariales guineo-ecuatorianas comentan a ECD que “la mayoría de inversores y empresarios extranjeros que se ven aquí son americanos, ingleses y franceses. También rusos y alemanes en lo últimos meses”.

Además, está creciendo la presencia de latinoamericanos, “que encuentran una de las principales motivaciones para invertir aquí en el idioma común”. Argentinos, venezolanos y brasileños –estos últimos de la mano de la compañía petrolífera Petrobras, que también opera en Guinea Ecuatorial– son los más presentes.

Otras nacionalidades que cuentan con una amplia representación en el país subsahariano son “peruanos y chinos”, aunque el tipo de trabajo que desempeñan “no tiene nada que ver con el de los europeos”. Así, la gran mayoría de los trabajadores de varias de las refinerías cercanas a la capital, Malabo, son de Perú. 

Los chinos se dedican a la construcción”, apuntan, añadiendo un detalle curioso: muchos de ellos son campesinos de las zonas más pobres de China que vienen para intentar mejorar sus condiciones. Trabajan con los sombreros tradicionales de su país, de cañas tranzadas y con pico”.

Los primeros en descubrir el potencial de los yacimientos petrolíferos de Guinea Ecuatorial –que suponen más del 6% de la reserva mundial de crudo– “fueros los yankees”, recuerdan. Desde principios de los noventa, son “muchas y muy conocidas” las multinacionales estadounidenses que “se están beneficiando de los pozos”.

Entre las más destacadas, Vaco, Exxon Mobil, Amerada Hess, Maratón, Devon Energy, CMS Energy o Chevron. “Reino Unido también está muy representado, con potentes inversiones” de empresas del sector como Ocean Energy, Petronas o Western Geco.

No obstante, varios analistas consultados por este confidencial destacan que “sí que hay cierto movimiento de españoles” en torno a sectores concretos como el de la explotación de los depósitos de oro, uranio y manganeso.

El desarrollo de infraestructuras “está casi virgen”, subrayan fuentes locales, por lo que se “abren muchas opciones a sectores como transportes, inmobiliaria o construcción de obra pública”. Son precisamente estos dos mercados, el de la construcción y la promoción inmobiliaria, los que han conseguido atraer a algunos nombres conocidos del ladrillo español.

El aumento de población, especialmente empleados de las multinacionales que se dedican a la extracción, comercialización y explotación de hidrocarburos, llamaron poderosamente la atención de Francisco Hernando, ‘El Pocero’.

Tal y como se adelantó en estas páginas –amplíe detalles aquí– Hernando ha sido uno de los primeros constructores españoles en buscar soluciones internacionales al pinchazo de la burbuja inmobiliaria. Onde2000, la firma enseña del holding de ‘El Pocero’ ha estudiado el desarrollo de varias promociones urbanísticas en la ciudad de Bata y en la capital, Malabo.

Malabo, situada en la isla de Bioko, antigua Fernando Poo, está siendo protagonista de un ambicioso plan de reconstrucción y ampliación. Fuentes de mercado apuntan a ECD que “hay varias promotoras españolas que han querido participar” en el nuevo desarrollo urbano de la capital, situado a unos 10 kilómetros del actual casco urbano.

Spanair es otra de las compañías españolas que “está aprovechando el tirón de Guinea Ecuatorial”. El Gobierno de Teodoro Obiang tiene subcontratados los vuelos de la aerolínea, que operan en código compartido desde Malabo. No obstante, hay que recordar que las aerolíneas guineo-ecuatorianas están incluidas en la ‘lista negra’ que elabora la Unión Europea sobre seguridad en vuelo.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·