Jueves 08/12/2016. Actualizado 20:22h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Los fabricantes de automóviles, en contra del limitador de velocidad: coches menos potentes son coches menos seguros

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los fabricantes de automóviles asociados en Anfac han respondido al Defensor del Pueblo señalando que fabricar coches menos potentes no reducirá los accidentes de circulación: la potencia “puede salvar vidas en momentos determinados”.

Esta ha sido la reacción del sector ante las afirmaciones de Enrique Múgica, Defensor del Pueblo. Recientemente, en una comparecencia ante la Comisión sobre Seguridad Vial del Congreso de los Diputados, Múgica pidió que se extendiera a todos los vehículos a motor el uso de los dispositivos limitadores de velocidad. El Defensor del Pueblo señaló los motivos de carácter económico como principal escollo para imponer el uso de estos dispositivos. Sin embargo, la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) considera que hay otros factores a tener en cuenta, como la fase de adaptación de esos dispositivos, en la que los coches nuevos con limitadores tendrían que convivir con vehículos antiguos. Una idea que contrasta con las impresiones de Múgica, que aseguró en su comparecencia que este sistema ya está incorporado a determinadas categorías de vehículos a motor, como vehículos pesados y autocares, y ha contribuido a reducir los accidentes. Sin embargo, los fabricantes apuestan por otro tipo de sistemas de seguridad, como la comercialización de radares anticolisión, que impide alcanzar a otros vehículos, o los dispositivos de seguimiento en línea, que no permiten al coche salirse de la carretera o del carril. Además, insisten en que la principal causa de los accidentes en los que está implicada la velocidad “no es superar los límites genéricos”, sino no adecuarla a las circunstancias específicas. En ese sentido, desde Anfac se enfatiza en que las Administraciones y medios de comunicación no enfocan del modo correcto “el tema de la velocidad”, pues “el exceso agrava las consecuencias del accidente, pero no es la causa principal”. En la actualidad existen varios sistemas para limitar la velocidad, como los “avisadores”, que comunican al conductor con un sonido que ha superado la velocidad prefijada, o mecanismos para impedir al conductor que sobrepase una velocidad determinada.