Martes 31/05/2016. Actualizado 16:48h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Mensaje al ministro De Guindos

No habrá fusiones de bancos hasta 2017

Aplazan cualquier operación concreta a conocer qué Gobierno y qué regulación va a aplicar sobre el sector financiero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La banca mete presión para la formación de un nuevo Gobierno y ha decidido aplazar las fusiones de entidades que había planificado concretar durante el primer semestre. No habrá movimientos significativos en la banca española hasta que se despeje el horizonte electoral, lo que hace complicado que las operaciones puedan concretarse ya antes de finales de este año.


De Guindos, Sáenz de Santamaría, Rajoy y Montoro. De Guindos, Sáenz de Santamaría, Rajoy y Montoro.

Así se lo han trasladado en varios contactos recientes, según ha podido confirmar El Confidencial Digital por fuentes próximas a estas entidades, los presidentes del Santander, BBVA y CaixaBank al ministro De Guindos.

El sector bancario, y lo mismo desde la Administración, daba por seguro que a partir de enero, una vez celebradas las elecciones generales, se produciría un rápido proceso de concentración de entidades financieras, que afectaría sobre todo a las más pequeñas, aunque no solo. Un proceso que venía alentado especialmente desde el Banco de España.

El actual entorno de tipos de interés cercanos a cero está afectando a la rentabilidad de las entidades, que se ven obligadas a replantear su negocio con el objetivo de elevar sus ratios de rentabilidad sobre recursos propios (ROE).

Las fusiones quedan aplazadas sin fecha

Sin embargo, según explican ahora a ECD fuentes financieras conocedoras del proceso, el incierto panorama que han dejado en España las elecciones del pasado 20 de diciembre, cuyo resultado obliga a los partidos a llegar a acuerdos para formar Gobierno, ha llevado a la banca a paralizar cualquier operación, puesto que su extrema regulación dependerá de la determinación del Ejecutivo que asuma el poder para mantener las reformas.

El ministro de Economía les venía animando, en privado, a que los tres grandes grupos financieros del país dieran un paso adelante para adquirir las entidades medianas que, por escaso tamaño, van a ser más vulnerables si el Banco Central Europeo (BCE) decide elevar de nuevo los niveles de solvencia.

Pero la respuesta de la banca ha sido clara: no habrá fusiones, mientras no haya Gobierno. Un escenario que anticipa que será complicado que estas operaciones puedan materializarse ya en este año, especialmente si se hace necesario repetir las elecciones en mayo, lo que aplazaría las conversaciones para impulsar estas uniones a después del verano y apenas quedaría el último trimestre para concretarlas.

Cierre de la primera ronda a mitad de año

El Gobierno planificaba una primera ronda de fusiones antes del final del primer semestre. Una de las condiciones específicas era, por ejemplo que Bankia quedará fuera del proceso, al menos hasta después de mitad de año. Es la decisión que se había tomado, a pesar de las fuertes presiones desde el BCE de que se proceda a la venta, presiones que tienen que ver con el deseo de Bruselas de recuperar parte del dinero invertido en España.

El argumento del Gobierno para excluir Bankia es que quiere esperar a que se recupere el precio de la acción: si venden ahora, perderían dinero y eso sería, políticamente hablando, difícil de justificar.

En ese primer proceso de fusiones bancarias, en el que se verían afectadas entidades medianas como Ibercaja y Liberbank, el Popular estaba llamado a desempeñar un papel protagonista.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·