Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Una compañía de hidrocarburos canadiense solicita licencias a Industria para explorar las costas de Granada, Almería y Málaga en busca de gas y petróleo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los estudios técnicos realizados por la empresa CNWL Oil España aseguran que la zona del Mar de Alborán es “interesante” de cara a una futura explotación comercial en materia de hidrocarburos. La sociedad ha solicitado oficialmente al Ministerio de Industria explorar la zona de manera oficial.

Según las informaciones recabadas por El Confidencial Digital, la sociedad CNWL Oil España, subsidiaria de Sherritt International Corporation, ha solicitado al Ministerio de Industria la concesión de cuatro licencias de exploración para la investigación de yacimientos de hidrocarburos en el Mar de Alborán.

Concretamente, las cuatro licencias solicitadas corresponden a las zonas costeras de Granada, Málaga y Almería, cuya extensión total en número de hectáreas es de 330.000. Las áreas que quieren investigar han sido denominadas ‘Chinook’ A, B, C y D.

En el sector se ve con ciertas dudas este movimiento de los canadienses. En el caso de que las exploraciones resultaran satisfactorias, algunos expertos consultados por este confidencial aseguran que la zona indicada es de “alto riesgo”, es decir, que no habría más de “un diez o un quince por ciento de posibilidades de tener éxito”.

Las mismas fuentes aseguran que en la zona del Mar Mediterráneo sólo hay una plataforma petrolífera de explotación en manos de Repsol YPF, cercana a la costa de Tarragona. Sin embargo, desde CNWL Oil se afirma que los estudios preliminares realizados indican que la zona elegida tiene un “nivel geológico interesante para estudiar” y así lo corrobora la documentación geológica a su disposición.

Por otro lado, se indica además que esta solicitud es un paso previo a la concesión definitiva para la explotación comercial de la zona. “De resultar un escenario esperanzador, el primer sondeo tardará seis años en realizarse”, afirman los expertos.

De momento, a esta solicitud de licencias para la exploración de yacimientos pueden sumarse tantas empresas como quieran. El Ministerio de Industria fallará en el mes de febrero a favor de una de las sociedades que lo soliciten.