Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Las inmobiliarias impulsan su negocio de locales, oficinas, espacios hoteleros y suelo industrial para capear la crisis del sector residencial

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las inmobiliarias han encontrado en sus líneas de venta y alquiler de locales y oficinas una salida alternativa que les permita sortear la crisis. Pese a que también se nota una ralentización en estas operaciones, desde principios de año la rentabilidad inicial de los locales como inversión ha aumentado un 0,5%.

La incertidumbre generalizada a finales de 2007 por el empeoramiento del panorama económico en general y por el inmobiliario en particular, llevó a muchas inmobiliarias españolas a incrementar sus esfuerzos de diversificación. Una de las alternativas más rentables al pinchazo del mercado residencial son los proyectos enmarcados en el sector terciario, es decir, oficinas, locales para comercio, espacios hoteleros o suelos industriales.

En concreto, 2007 fue “un año espléndido” a nivel de absorción de la oferta de oficinas en Madrid y Barcelona, asegura a El Confidencial Digital Ángel Estebaranz, director de Oficinas del grupo Aguirre Newman. Estebaranz resalta que en la capital –mercado de oficinas más importante del país junto a Barcelona– la absorción bruta de la oferta de oficinas durante el primer semestre del pasado año alcanzó la cifra récord de 940.000 metros cuadrados, siendo en la Ciudad Condal de 400.000 metros cuadrados.

Sin embargo, esta demanda comenzó a caer a mediados de 2007, empeorando la situación a finales de año por la llegada de las crisis financiera e inmobiliaria. Estebaranz apunta que, en estos momentos, la demanda de oficinas se sitúa en los niveles del segundo semestre de 2007 y que pese a que el mercado del suelo del sector terciario “ha sufrido menos en el pasado” que otros nichos inmobiliarios, “pasar de los 650.000 – 700.000 metros cuadrados va ser complicado” en 2008.

En cuanto a los locales, la coyuntura del mercado y el endurecimiento de las condiciones de financiación han logrado lanzar la rentabilidad inicial de las operaciones de compra-venta y alquiler de locales. En concreto, se espera que a lo largo de los próximos meses, la rentabilidad media para aquellos espacios situados en los principales ejes comerciales y turísticos (“ejes prime”) sea de 4,45%; del 5,25% para los ejes Comerciales y del 5,75% para los ejes Secundarios.

Joseph Estrellado, responsable de Oficinasde la misma firma inmobiliaria, afirma que invertir en un local comercial “siempre es una buena alternativa”, especialmente para aquellos que dispongan de dinero suficiente para comprar en las llamadas “zonas prime”, que corresponden a los principales ejes comerciales y turísticos, como sería el caso de las calles Serrano u Ortega y Gasset en Madrid. En estos casos, “se trata de un valor seguro ya que siempre hay salida” para este mercado, apunta Estrellado. No obstante reconoce que “en la situación actual, no podemos aventurarnos” debido a la crisis de liquidez, al encarecimiento de los intereses y a las dificultades crecientes para acceder a préstamos. Por todo ello, el responsable de esta rama de negocio de AN aconseja buscar oportunidades en los ejes comerciales y secundarios, donde existe mayor oferta.

En línea con el resto del mercado inmobiliario, la incipiente ralentización de las transacciones en este ámbito sectorial facilitará los márgenes de negociación entre los interesados, ya que aumenta la oferta. En Aguirre Newman destacan que los particulares “ganan por goleada” en este mercado, al controlar el 90% de las operaciones. Los analistas adelantan que los precios bajarán, aunque sea sólo en los ejes secundarios, que son los que albergarán mayor número de locales disponibles. En el resto de zonas, todo apunta a que aunque se mantengan los niveles de precios y actividad, los propietarios pedirán garantías adicionales a los inquilinos.

Entre los cambios más representativos en este mercado, resulta significativo lo que está sucediendo con los traspasos, ya que este tipo de transacciones “como fondo de comercio irá desapareciendo pues está dejando de tener sentido”, tal y como ilustran los datos de AN. Hoy en día, resulta complicado encontrar una operación en la que un operador pueda aprovechar las instalaciones de un antiguo inquilino. En la mayor parte de las operaciones que se realizan en el mercado, el tipo de actividad cambia, e incluso siendo operadores del mismo sector, se renueva el local en su totalidad para adaptarse a la imagen corporativa de la marca.