Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

El sector inmobiliario no cree que vayan a desaparecer la mayoría de las empresas, a pesar de los informes catastrofistas que están difundiendo algunos analistas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las grandes empresas del sector inmobiliario no ocultan su estupor ante las previsiones alarmistas que están difundiendo estas semanas algunos expertos, que vaticinan cierres en masa de agencias inmobiliarias para los próximos meses y años.

Es la comidilla de los inmobiliarios cuando estos días se reúnen en algún acto o con motivo de alguna actividad empresarial. La imagen del sector está sufriendo más de la cuenta por algunos estudios recientes, debido al baile de cifras que se manejan en determinados informes. “Una cosa son las estadísticas –dicen- y otra muy diferente la capacidad de predicción del futuro”.

Primero fueron noticias sueltas, a principios de año, en el sentido de que cerrarán a corto plazo la mitad de las inmobiliarias, abiertas en los últimos años aprovechando el tirón de la venta de viviendas. Más recientemente, estudios más sesudos han puesto en duda la continuidad de las dos terceras partes del sector de intermediación en la compra-venta de inmuebles y en la promoción de viviendas.

Las grandes inmobiliarias están tranquilas. Por un lado, porque tienen la vida asegurada aunque la actividad de la construcción vaya cediendo en sus niveles de crecimiento. Pero no ocultan su preocupación por el deterioro de imagen que se transmite con este tipo de mensajes.

“Es verdad –confiesan fuentes del sector a El Confidencial Digital- que ha habido muchos oportunistas que han hecho el agosto en los últimos años, creando agencias inmobiliarias que han sobrevivido, y muy bien, intermediando pocas operaciones cada mes, precisamente porque el negocio sólo sirve para dar de comer a unas pocas personas y enriquecer a una o dos como mucho”.

Ese tipo de agencias, que se han multiplicado por la geografía española como una auténtica invasión, son las que acabarán desapareciendo cuando la actividad de compra y venta de viviendas vaya decreciendo. “Pero eso no tiene nada que ver –añaden las fuentes consultadas por ECD- con los promotores serios de viviendas, cuya actividad puede desacelerarse sin que ello suponga una hecatombe en el sector”.

·Publicidad·
·Publicidad·