Domingo 20/08/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

El 86% son autónomos

35.000 jubilados han solicitado ya volver a trabajar sin perder la pensión

La demanda se ha multiplicado por cuatro en los últimos tres años. El Gobierno está promoviendo esta vía para ganar cotizantes a la Seguridad Social

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los jubilados están con ganas de volver al trabajo. Así lo refleja la tendencia creciente de pensionistas que han superado la edad legal para retirarse, pero han decidido compatibilizar el cobro de una pensión pública con un empleo. La mayoría de ellos son profesionales autónomos.


Mariano Rajoy saluda a unos pensionistas. Mariano Rajoy saluda a unos pensionistas.

Desde mediados de 2013, está permitido compatibilizar el cobro del 50% de la pensión de jubilación con un trabajo por cuenta propia o ajena, ya sea a jornada completa o a tiempo parcial, a quienes hayan cumplido la edad ordinaria de jubilación y no tengan derecho a pensión completa. Es lo que el Gobierno vino a denominar “pensionista activo”.

Ahora, además, Fátima Báñez ha planteado, como compromiso del Gobierno para esta legislatura, hacer compatible el cobro del 100 % de la pensión con el empleo, con el único requisito de haber llegado a la edad ordinaria de jubilación, es decir, a los 65 años.

Ganar cotizantes a la Seguridad Social

Según las fuentes gubernamentales a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, el plan de Empleo, por el que va a impulsar estos incentivos a los jubilados para que sigan trabajando, busca dos objetivos principales.

Por un lado, el jubilado que tenga cubierto el periodo de cotización necesario para percibir el 100% de la prestación podrá completar sus ingresos.

Y, por otro, el Estado también recibirá más ingresos por cotizaciones sociales.

El Gobierno también persigue con esta reforma rebajar la aportación del Estado a las pensiones de complementos a mínimos (aquellas que perciben quienes han cotizado por el tiempo necesario para acceder a una pensión contributiva, pero lo han hecho con una base de cotización tan baja que la paga final no llega al mínimo).

La demanda se ha cuadruplicado en tres años

Otro dato relevante para promover esta tendencia se encuentra en la demanda. En apenas tres años, el número de jubilados que compatibilizan el cobro de una pensión pública con un empleo prácticamente se ha multiplicado por cuatro. En concreto, ha pasado de 9.094 trabajadores en 2013 a alrededor de 35.000 en 2016, según datos de la Seguridad Social consultados por ECD.

La causa de esta enorme progresión tiene que ver, fundamentalmente, con decisiones de los trabajadores por cuenta propia. Hasta el punto de que el 86% de quienes compatibilizan una pensión con el trabajo son autónomos.

El actual sistema incentiva el trabajo irregular

Además, el Ejecutivo no pasa por alto que la paradoja es que la incompatibilidad entre trabajo y pensión contribuye a operar como un incentivo del trabajo irregular. Personas con oficio y profesionales jubilados cobran la pensión y ocultan los ingresos que les produce seguir en activo.

Considera así, que actuar de trabajadores encubiertos al cabo de tres o cuatro decenios de cotizaciones legales es la absurda salida favorecida por el sistema en vigor.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·