Viernes 09/12/2016. Actualizado 11:43h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

La ministra de Agricultura cambia de criterio en unos meses: se opone a Bruselas tras declarar que no interferiría en los precios del aceite

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Unión Europea ha realizado un movimiento para intentar detener la subida de los precios del aceite de oliva. Acaba de encontrarse con la oposición de nuestra ministra de Agricultura, que ha cambiado de criterio en sólo unos meses.

La Unión Europea ha realizado un movimiento para intentar detener la subida de los precios del aceite de oliva. Acaba de encontrarse con la oposición de nuestra ministra de Agricultura, que ha cambiado de criterio en sólo unos meses. El Gobierno españoly otros cuatro países comunitarios han expresado concretamente ante el Consejo de la UE su temor por las consecuencias que el aumento de importaciones de aceite de oliva desde países libres de arancel, como Túnez, tendrá sobre su producción. Bruselas sólo pretende frenar la escalada del precio del aceite. Los expertos denuncian que el ministerio de Espinosa ha podido ceder de nuevo ante las presiones de ciertos productores y envasadores, pues esta postura de la ministra de Agricultura, Elena Espinosa, contrasta con la que adoptó hace unos meses, cuando afirmó que su Ministerio no podía intervenir en un mercado libre. Efectivamente, tal y como recogió El Confidencial Digital el pasado 23 de septiembre, Espinosa aseguró que el Ministerio de Agricultura no podía actuar para frenar el aumento del precio del aceite ya que sería “interferir” en negociaciones de sectores privados. Sin embargo, se quejan los expertos del sector, ahora el ministerio de Agricultura se ha unido a otros países —Grecia, Italia, Eslovenia y Chipre- para oponerse a las medidas del Consejo europeo por el riesgo a que bajen los precios en nuestro país, entre otros motivos. ¿Quién está detrás de este cambio de criterio del Gobierno español en menos de un mes? Según algunos entendidos, las presiones provienen de algunas grandes cooperativas de productores y también de algún envasador. Un hecho preocupante —declaran- si se tiene en cuenta que esta política está poniendo en peligro las subvenciones que recibe de Europa el sector. Fuentes del sector explican que los más afectados por una pérdida de estas subvenciones serían las explotaciones de secano y de sierra, así como las de baja productividad. Además de los consumidores, que tendrían que afrontar un precio todavía mayor. Hay quien asegura que la política del Ministerio de Agricultura parece anteponer “las presiones inflacionistas de ciertos productores y envasadores” a los intereses de los consumidores. Hay que recordar que el precio del aceite de oliva superó hace diez días los 4,5 euros/kilo, un máximo histórico. La buena noticia es que ese alto precio del aceite ya está bajando, aunque “lentamente”. “Las lluvias de las últimas semanas y la inminente cosecha, que no va a ser tan escasa como decían los interesados en las subidas de precios” parecen estar actuando como efecto balsámico y bajando los precios. No obstante, ya se vaticina una nueva irrupción de los “especuladores” que intentarán en los próximos meses que las tarifas del aceite de oliva vuelvan a subir.