Sábado 23/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Las compañías diseñan una estrategia conjunta

Las petroleras no saben cómo explicar por qué no baja el precio de la gasolina

Inquietud en las grandes firmas por la mala imagen que provoca que el coste del petróleo caiga y los conductores no lo noten cuando van a llenar el depósito

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La caída del precio del petróleo está volviendo locas a las grandes petroleras. Admiten sentirse inquietas ante las serias dificultades que encuentran para contrarrestar la mala imagen que les provoca el hecho de que el petróleo caiga y, sin embargo, los conductores no lo noten cuando van a llenar el depósito a las gasolineras.

Panel de precios de una gasolinera. Panel de precios de una gasolinera.

Según reconocen a El Confidencial Digital fuentes de alto nivel de una importante petrolera española, esta situación les está provocando un “fuerte daño de imagen”.

Aseguran encontrar fuerte dificultades para transmitir con claridad a la opinión pública por qué apenas se nota la actual fuerte bajada del crudo en el precio final del gasóleo y la gasolina cuando los ciudadanos acuden a repostar a las estaciones de servicio.

Como con la luz, la mitad son impuestos

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD explican que las compañías se van a esforzar en las próximas semanas en diseñar una estrategia conjunta de todo el sector, articulada mediante una potente campaña de imagen que llegue a los medios de comunicación y por tanto a los consumidores.

Quieren hacer entender a los ciudadanos que los impuestos y ayudas que el Gobierno incluye en el precio final de los combustibles, y que tienen que pagar cada vez que llenan el depósito de su coche y la calefacción, son también responsables de que la caída del precio del petróleo no se traslade a una bajada de la gasolina en una proporción similar.

Es lo que las petroleras llaman costes ajenos al suministro y su propósito se centra en destacar que tales costes suponen prácticamente la mitad del precio final.

Se trata de poner en marcha una estrategia similar a la que, hace unos meses, desplegaron las compañías eléctricas para contrarrestar las críticas por la drástica subida de la luz. Iberdrola fue la primera en desglosar en los medios, a través de la publicidad, los conceptos que se cobran a los consumidores en la factura. Poco después se sumó Endesa, que detalló cómo ha cambiado el recibo en los últimos ocho años.

Las petroleras persiguen, al mismo tiempo, salir al paso de las críticas lanzadas en las últimas semanas por varios ministros del Gobierno, como Luis de Guindos y José Manuel Soria, que acusan sistemáticamente a las compañías de bajar muy poco las gasolinas y de enriquecerse con los márgenes.

Según recoge el último boletín de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), a pesar del desplome del precio del barril de petróleo (un 38% desde junio pasado), los márgenes que se embolsan las petroleras “aumentaron en noviembre de 2014 con respecto a los del mes anterior, situándose en 18 céntimos por litro para la gasolina 95 (+0,3%) y en 17,5 céntimos por litro para el gasóleo A (+0,9%)”.

Los primeros esfuerzos han sido insuficientes

Según las fuentes consultadas, las explicaciones dadas hasta el momento, por ejemplo por la Asociación de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP), han resultado insuficientes para cambiar la percepción de los consumidores. Las compañías reconocen que no han conseguido que el mensaje cale todavía entre el público.

La AOP, que aglutina a firmas como Repsol, Cepsa y BP, ha asegurado esta semana que las empresas han trasladado la bajada de la cotización internacional de los precios de las gasolinas y el gasóleo al surtidor “en su totalidad”.

Temen ser "demo- nizadas" como las eléctricas

Defienden que el análisis de la evolución de los precios entre finales de junio y mediados de diciembre muestra “claramente” cómo “los precios han reflejado el abaratamiento del coste de aprovisionamiento”.

Evitar la mala imagen de las eléctricas y la banca

Fuentes de las petroleras, a las que ha tenido acceso este confidencial, explican que ya están notando las consecuencias negativas de la “demonización” -como lo han denominado en algunas compañías- que están sufriendo en las últimas semanas.

Destacan que, en último término, son las marcas de sus gasolineras las que los ciudadanos ven cuando acuden a repostar el vehículo, y por ello los consumidores les señalan como responsables únicos de toda esta situación.

Este problema les recuerda a la mala imagen que, en el reciente pasado, también se asoció a las eléctricas, por las continuas subidas de la luz, y antes a la banca por los desahucios.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·