Miércoles 20/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Un mes después de la compra por el Santander

La plantilla del Popular no sabe si pueden irse de vacaciones

La dirección les ha transmitido que no es momento para reducir la actividad comercial del banco

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Santander ha decidido ponerse manos a la obra y que la actividad comercial del Popular se reactive incluso en el inicio del trimestre menos atractivo para la banca, como es el verano. En medio de esta ofensiva en las sucursales se encuentran los empleados que están comenzando a inquietarse por sus vacaciones en julio y agosto.

Sucursal del Banco Popular. Sucursal del Banco Popular.

En efecto, el objetivo de la entidad que preside Ana Botín es retener a los cuatro millones de clientes del Popular y captar negocio de la competencia. Por ello, ha solicitado a la plantilla una potente reactivación de la política comercial.

Ha comenzado a bonificar con un 4,25% el dinero nuevo por traspaso de planes de pensiones, y con el 1,5% en fondos de inversión. En depósitos, ofrece un 0,40% a 6 meses para el dinero procedente de bancos que no sean Santander.

Antes de la compra, en cada oficina o departamento del Popular se había aprobado, con la antelación de todos los años, un cuadro de reparto del personal que facilitara el disfrute de las vacaciones compaginado con el normal funcionamiento de la entidad.

Así las cosas, según explican a El Confidencial Digital empleados del Popular en varias sucursales de Madrid y Barcelona, en las diversas visitas de directivos estos días a las sucursales han comenzado a lanzar consignas que están inquietando a la plantilla: “¿Cómo vas a coger las vacaciones ahora con la que está cayendo?” o “hay que hacer un esfuerzo y deberías modificar tus vacaciones, ahora no es el momento de cogerlas...”.

Sin embargo, ningún trabajador puede verse obligado a modificar las vacaciones que tiene fijadas en el “cuadro de vacaciones”, acordado, firmado y publicado en el tablón de anuncios de la oficina.

Los “cuadros de vacaciones” operan como acuerdos entre partes y, si una de ellas toma decisiones que pueden producir algún tipo de conflicto, es esa misma parte la que debe tomar las medidas necesarias para resolverlo. No es posible, por tanto, un modificación unilateral del cuadro de vacaciones, sin acuerdo previo entre las partes

Llegado el caso, según las fuentes consultadas, los empleados de la entidad adquirida han decidido exigir la comunicación por escrito por parte del banco de cualquier decisión que se tome en materia laboral, incluidas las modificaciones de las vacaciones.

Hay que recordar también que, conforme al Acuerdo de Libranza de Sábados en la red comercial, del 22 de junio al 7 de septiembre, el horario de atención al público en las sucursales del Popular durante el periodo estival es de 8:00 a 15:00.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·