Lunes 21/08/2017. Actualizado 02:39h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Relevo tranquilo en la cúpula del primer banco del país

Los secretos de la ‘conquista’ de la presidencia del Santander por Ana Patricia Botín

1) Los fondos se resistían a una sucesión ‘familiar’ pero han cedido. 2) Ascensos internos de ejecutivos de su etapa en Banesto. 3) Fichaje estrella para relevarle en Londres

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ana Patricia Botín se ha convertido en nueva presidenta del Banco Santander, sucediendo así a su padre. Ha conseguido ganar el pulso a los fondos anglosajones en la entidad, que se oponían a una sucesión ‘familiar’. Pero el aterrizaje de la hija mayor de Emilio Botín se había venido allanando desde hace varios meses, con una serie de movimientos estratégicos muy discretos.

Ana Patricia Botín ante una oficina del Santander. Ana Patricia Botín ante una oficina del Santander.

Fuentes financieras conocedoras de estos movimientos y su trasfondo, a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, destacan por ejemplo la reorganización en la cúpula directiva del Santander que antes del verano acometió el consejero delegado, Javier Marín, con el visto bueno del presidente.

Ascenso de los 'banestos'

Aunque la entidad afirmó en ese momento que se trataba de un “proceso de rejuvenecimiento de la dirección”, lo cierto es que la operación fue aprovechada para ascender en el banco a antiguos colaboradores de Ana Patricia durante su etapa de Banesto (2002-2012).

Así, en junio se creó una división global de banca comercial que Marín confió a Javier San Félix, ex consejero delegado de Banesto.

Otro hombre de Ana Patricia Botín que fue ascendido en esa remodelación es Juan Guitart, que pasó a dirigir el departamento de Riesgos.

José García Cantera, también procedente de Banesto, se consolidó al frente de banca mayorista, la otra gran pata del primer grupo financiero de España.

Javier Marín busca consolidarse como CEO

Con ese rejuvenecimiento de la cúpula, en el que trabajó codo con codo con Emilio Botín, Javier Marín busca que le sirva ahora para consolidarse como consejero delegado. Un puesto que en este momento no tiene garantizado del todo.

En algunos ámbitos del banco se ha criticado su gestión, por ejemplo en la subasta de Catalunya Caixa.

El Santander perdió este verano la puja frente al BBVA, lo que ha dejado a la entidad en situación de desventaja en una de las economías más ricas de España, como es Cataluña, donde apenas llega al 10% de cuota de mercado.

Ana Patricia deja todo bien atado en Londres

Ana Patricia Botín tenía también todo bien atado en Santander UK, que ha presidido hasta ahora.

Este agosto se incorporó Nathan Bostock, un alto ejecutivo procedente del Royal Bank of Scotland (RBS), que se convirtió nada más aterrizar en vice consejero delegado de la filial británica.

Fuentes financieras de alto nivel en Londres, consultadas por ECD, explican que el fichaje de Bostock se interpretó entonces como parte de los preparativos para el regreso de la hija mayor de Botín a la sede central del Santander en Boadilla del Monte (Madrid).

Aunque nadie en la City preveía, aseguran, que el cambio se produjera de forma tan rápida: la muerte repentina del presidente ha precipitado esta operación de relevo.

Pulso de los fondos anglosajones

El aterrizaje definitivo de Ana Patricia en la presidencia del Santander, ratificado este miércoles por unanimidad en un consejo de administración extraordinario, no ha sido tampoco un camino tan sencillo.

Las fuentes financieras consultadas por ECD explican que los fondos anglosajones del banco apostaban por una gestión profesional de la entidad tras la etapa de Emilio Botín, frente a una sucesión ‘familiar’.

Esta posición por parte del capital extranjero presente en el accionariado del Santander ya había puesto en dificultades, en alguna anterior reunión del consejo, el ascenso de Ana Patricia Botín a la presidencia de la entidad.

Oposición a las sucesiones familiares

Los fondos rechazaban por principio un relevo automático, aprobado solo por el hecho de ser la hija del presidente, y, por el contrario, planteaban que debería pasar un examen para evaluar si era la más idónea para dirigir el Santander del futuro.

Frente a la resistencia a sucesiones familiares, porque ese proceso no responde a la tradición anglosajona, en el Santander ponían como ejemplo lo que ha sucedido en el propio banco.

Emilio Botín heredó la presidencia de su padre, y “se puede decir que a la entidad no le ha ido nada mal hasta ahora”. Por el contrario, en muchos de los bancos de la competencia se ha optado por el otro tipo de sucesión y ahí están los resultados en muchos de ellos.

La revolución silenciosa en Londres, clave

Pero Ana Patricia Botín se había convertido en la gran sorpresa, con su gestión al frente del Santander en Reino Unido.

Altos ejecutivos bancarios en Londres, a los que ha tenido acceso El Confidencial Digital, se mostraban sorprendidos en los últimos meses por la “revolución silenciosa” que ha llevado a cabo la hija de Emilio Botín al frente de la filial del Banco Santander.

Unos logros que han resultado claves ahora, en el inesperado momento de relevar ahora a su padre en la cúpula del banco, que le ha permitido salvar las fuertes reticencias de los fondos anglosajones.

Modernización del Banco Santander UK

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD ponen de relieve que Ana Patricia ha conseguido, en poco más de tres años, modernizar decisivamente el Santander UK. Ha cambiado de arriba abajo la imagen del banco en el país.

Antes de su llegada, la entidad se percibía como un organismo anticuado y centrado únicamente en el mercado hipotecario. Ahora, el banco se dirige hacia un cliente medio-alto, y durante esta etapa ha transformado radicalmente los servicios en las sucursales y cajeros de todo el país.

Resaltan también que el patrocinio del equipo británico de Fórmula 1, McLaren, ha supuesto igualmente un evidente revulsivo para el banco en Reino Unido.

Interlocución bancaria al más alto nivel

Según las fuentes consultadas, otro de los aspectos que se destaca de Ana Patricia Botín es que ha conseguido una interlocución al más alto nivel con los principales banqueros del mundo.

Concretamente, explican colaboradores cercanos a la consejera delegada de Santander UK, “le cogen el teléfono directamente los presidentes del Deutsche Bank, HSBC o Citibank.

Un nivel de relaciones y contactos que no han conseguido otros muchos banqueros, "incluso de grandes entidades españolas”, comentan.

'Embajadora comercial' de Cameron

Cuentan también que las relaciones del primer ministro británico, David Cameron, y la consejera delegada de Santander UK son excelentes. “Ella es uno de los altos ejecutivos del país con mejor interlocución con el Gobierno”.

Ponen como ejemplo que, durante el último Foro Económico Mundial de Davos en enero, Cameron nombró a Ana Patricia embajadora comercial del Reino Unido. En la práctica, su misión se centra en ayudar a las empresas británicas en el extranjero. El ‘examen’ previo que se le realizó, y más tratándose en una persona no británica, fue extremadamente riguroso.

Este nombramiento se unía al anunciado en octubre del año pasado, cuando el Gobierno de Cameron le ‘fichó’ para que formara parte del Consejo de Servicios Financieros, Comercio e Inversiones, organismo público de nueva creación destinado a promover la City de Londres.

Se cuenta también en Londres que, en una de las ocasiones en que fue recibida oficialmente por Cameron, el primer ministro afirmó públicamente que Ana Patricia era una ‘super star’ de las finanzas.

Una apuesta de Emilio Botín

Las fuentes bancarias consultadas explican que la ubicación de Ana Patricia al frente del Santander en Reino Unido no fue casual. Se trataba de una operación diseñada cuatro años antes por el propio Emilio Botín para ‘colocar’ a su hija en un puesto de notoriedad a nivel internacional.

Este movimiento se interpretó ya entonces como un paso decisivo en la carrera de Ana Patricia en la línea de ocupar un día el cargo de máxima responsabilidad del banco, cuando su padre lo dejara.

Con su salida de Banesto en 2010 y el aterrizaje en la City londinense, su hija daba un salto cualitativo en su escalada interna dentro de la entidad, al ponerse al frente de una de las unidades con más proyección del grupo.

El puesto de Ana Patricia Botín cumplía con las expectativas de notoriedad que buscaba Emilio Botín. La división británica es para el Santander el segundo mercado, junto a Brasil.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·