Viernes 02/12/2016. Actualizado 17:20h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

La rebaja tributaria de los 400 € se plasmará en las nóminas de los contribuyentes cuyas retenciones fiscales anuales superen esa misma cantidad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El próximo mes de junio, los beneficiarios de la rebaja tributaria de 400 euros anunciada por el Ejecutivo de Zapatero se encontrarán con 200 euros de más en sus nóminas. Se trata del primer “pago” de una de las medidas estrella de la política económica del Gobierno para esta legislatura.

Esta reducción de las retenciones del IRPF, adelantada por el ministro de Economía a finales de 2007 y esgrimida por el propio Zapatero en su discurso de investidura, se hará efectiva en la nómina de junio de los contribuyentes “agraciados” con esta devolución fiscal.

La medida, de carácter retroactivo, se traducirá en 200 euros –correspondientes a los primeros seis meses de 2008, desde 1 de enero – que se abonarán directamente en la nómina de junio de los contribuyentes. Los 200 euros restantes se prorratearán a lo largo del segundo semestre, lo que se reflejará también en las nóminas.

Llevar a cabo esta propuesta costará 6.000 millones de euros al Erario público y provocará más de un quebradero de cabeza a las empresas, porque ellas tendrán que poner en marcha la rebaja tributaria. Fuentes del Ministerio de Hacienda desvelan a El Confidencial Digital que ellos darán instrucciones a las empresas para que lleven a cabo este pago en las nóminas, por medio de la cuota líquida”.

En el Instituto de Estudios Económicos existe cierta perplejidad por el procedimiento que se va a seguir. Un alto directivo reconoce que ellos no saben cómo va a materializar el Gobierno finalmente esta deducción y califican de “curioso” el método escogido.

Hay que recordar que no todos los contribuyentes van a poder beneficiase de esta medida. Tal y como explican a ECD desde la Asociación Española de Asesores Fiscales (AEDAF), esta rebaja se hará efectiva “si hay retención suficiente”. Es decir, sólo se les devolverán los 200 primeros euros a los contribuyentes a los que se les haya retenido 200 euros o más de enero a junio (se escoge este mes por ser cuando la mayoría de los trabajadores reciben la 1ª paga extra). A los contribuyentes que paguen menos se les deducirá esa cantidad menor, pues lo que se pretende evitar es que quien no paga nada salga beneficiado frente a quien paga.

El monto restante de la rebaja se calculará en función de las retenciones que se le haga a cada contribuyente. Algunos analistas han explicado que se trata de una rebaja fiscal que consiste en “elevar el mínimo exento personal de 5.050 euros a 6.717 euros con aplicación inmediata en las retenciones a partir de junio”.

Por tanto, lo poco que se conoce sobre la aplicación de esta medida es que no se va a realizar ningún pago de “400 euros de golpe” y que sólo recibirán esa cantidad los que hayan sufrido retenciones fiscales de por lo menos 400 euros anuales: al que se le retenga menos, recibirá menos.