Jueves 21/09/2017. Actualizado 13:01h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

¿Cuanto cuesta una boda? El dinero es la principal razón para casarse después de los 30

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

¿Sabías que los hombres se casan de media a los 36 años? ¿Y que las mujeres aguardan a soplar sus 34 velas para entonar el ‘sí, quiero’? Por lo visto ciertos aspectos cambian en el panorama nupcial, pues hemos decidido que hace falta peinar alguna que otra cana tempranera para asumir el compromiso del matrimonio. Sí, las bodas no son asunto para gente excesivamente joven, sino misión de treintañeros.

Boda. Boda.

Al menos esos datos se desprenden del Instituto de Estadística de Catalunya (Idescat) que aunque recopila datos referentes al ámbito de la comunidad catalana, éstos son perfectamente extrapolables al resto de España, pues no hacen más que corroborar los aportados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Por lo tanto, crece en un año nuestra veteranía en asuntos nupciales con respecto a los datos del anterior estudio.

De hecho, nos casamos once años más tarde que los que lo hacían en 1976. Sin embargo, que no salten las alarmas, pues quizás hayamos dado con la fórmula del éxito matrimonial, pues según Nick Wolfinger, un sociólogo de la Universidad de Utah, la edad perfecta para los ‘sí, quiero’ es la comprendida entre los 28 y 32 años. ¿Y por qué? Porque se producen menos divorcios. Así de sencillo.

Aunque es cierto que en España estamos sobrepasando la edad recomendada en unos cuantos años, y eso se penaliza con un 5% más de posibilidades de fracaso matrimonial por cada año extra pasados los 32. Sin embargo, quizás haya que achacar a la crisis este aplazamiento en las intenciones nupciales de los enamorados. Por lo tanto, nos seguimos casando, pero con un poco más de rodaje en la vida y, por supuesto, con algo más de dinero en la ecuación.

En este sentido, según ciertas fuentes, la factura de una boda se eleva a los 30.000 euros. Lo cierto es que visto el presupuesto invertido, es perfectamente comprensible que los treinta y tantos nos sorprendan ahorrando y todavía solteros.

Por lo tanto, no vienen mal los datos que vamos a detallar a continuación acerca del montante final de una boda. Así, de paso, nos iremos haciendo una idea y ver por dónde es posible meter la tijera a fin de casarnos un poquito antes, si es eso lo que apetece.

Por ejemplo, ¿cuánto nos gastamos los españoles en nuestra luna de miel? Pues con unos 3.000 euros nos las ‘arreglamos’ para plantarnos en el sitio perfecto.

Por otros 3.000, por cierto, nos saldrá el reportaje fotográfico y el vídeo de la boda. Además, la burocracia nupcial existe y ésta se lleva una tajada del presupuesto, que aunque no excesiva, puede conformar un “suma y sigue” nada desdeñable. Así, una boda civil ronda los 200 euros y el plus de la religiosa, 150 euros más.

Respecto al atuendo, la piedra angular de toda boda, tenemos a los novios que con 600 euros se visten de arriba abajo, mientras que la novia debe reservar 3.000 euros para un emperifollamiento adecuado: vestido, zapatos, tratamiento de belleza…

Y el banquete, otro impepinable que para unos cien asistentes se elevaría a 15.200 euros con sarao pos banquete incluido.

En suma, viendo el despliegue de medios que es preciso realizar para casarse, por supuesto que el matrimonio no es para veinteañeros, sino para gente que ya dispone de ciertos ahorros y una mullida cuenta para atender todo el rosario de gastos que comporta una boda. 

También te puede interesar...

Cuídate

Llega Puleva Fibra, la leche baja en grasa que aporta en un solo vaso el 50% de fibra diaria recomendada Leer

Motor

Gasolina o diésel. Esa no es la cuestión Leer

Negocio

Art Marketing publica su Balance del Bien Común Leer

Cuídate

You by Skechers nace para combinar lifestyle y wellness en tus pies Leer

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·