Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Acuerdo en la prensa gratuita para compartir rotativas pese a las disensiones entre editores y directivos del sector

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los tres grandes diarios gratuitos –Metro, 20 Minutos y Crack 10- ultiman en estos momentos las negociaciones para la creación de cinco nuevas plantas de impresión, de uso conjunto, en Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia y Asturias. Este acuerdo no impide la existencia de algunas desavenencias internas en las reuniones regulares que mantienen los dirigentes de estas cabeceras.

Los tres grandes diarios gratuitos –Metro, 20 Minutos y Crack 10- ultiman en estos momentos las negociaciones para la creación de cinco nuevas plantas de impresión, de uso conjunto, en Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia y Asturias. Este acuerdo no impide la existencia de algunas desavenencias internas en las reuniones regulares que mantienen los dirigentes de estas cabeceras.

 

Según ha podido saber este confidencial, los gratuitos aúnan fuerzas para la puesta en marcha de unas rotativas que utilizarán conjuntamente con el fin de abaratar costes y lograr una mayor competitividad que les permita hacer frente a las nuevas cabeceras “gratis total” y de información general, editadas por los grandes grupos editores y que entrarán en el mercado en las próximas semanas.

 

Las fuentes consultadas aseguran que el coste de la rotativa en Madrid rondará los doce millones de euros mientras que la ubicada en Barcelona tendrá un precio de nueve millones de euros. El problema que se plantea ahora y donde gira la negociación es sobre el tipo de maquinaria que se empleará en la impresión. Habrá que conjugar, por ejemplo, la distinta paginación, los formatos y el uso del color que hace cada gratuito.

 

Para tratar de estos y otros asunto, se organizan reuniones periódicas entre empresas editoras y responsables de cada medio (directores generales o presidentes). Las principales desavenencias tienen que ver precisamente con las falta de equilibrio que se está dando entre la categoría y el poder de decisión de los interlocutores.

 

Mientras los editores hablan por sí mismos, los responsables de los medios de capital y propiedad extranjera que acuden a estas citas en representación de sus cabeceras estarían –a juicio de algunos actores- ralentizando un tanto los acuerdos y la obtención de plenas sinergias.

 

El éxito de las negociaciones estaría precisamente en la resolución de estos pequeños conflictos, en opinión de las fuentes consultadas. “Las conversaciones deben estar en el mismo nivel de entendimiento”, afirman. Lo que nadie pone en duda en el sector es de la trascendencia de facilitar esas asociaciones que permitan hacer frente a los nuevos gratuitos de información general que están a punto de irrumpir en escena.

·Publicidad·
·Publicidad·