Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

El viaje del ministro Alonso a El Líbano se convierte en un tira y afloja constante entre su jefe de prensa y los periodistas acreditados

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La obsesión del Ministerio de Defensa porque José Antonio Alonso salga en primera plana provocó que los periodistas que le acompañaron a El Líbano apenas pudieran hablar con las tropas desplegadas en la zona. Detalles sobre los incidentes que se produjeron. Este fin de semana, Alonso se va a EEUU a ver a Rumsfeld.

Según ha podido recabar El Confidencial Digital el último viaje de José Antonio Alonso resultó un tanto accidentado, en cuanto a las relaciones con los periodistas se refiere. Algunos profesionales acreditados aseguran que el responsable de Comunicación de Defensa, Miguel Angel Muñoz intentó evitar, de forma reiterada, que la prensa hablara con los soldados que están trabajando en la zona. Su temor era que la presencia del ministro pasara inadvertida en las crónicas y reseñas.   Tal fue la indignación de la treintena de periodistas desplazados que los responsables del Ministerio se vieron obligados a “pactar” esas informaciones. El acuerdo al que querían llegar es que uno de los dos días del fin de semana, el ministro Alonso fuera el protagonista de las crónicas y que la otra jornada se dedicara a las entrevistas y reportajes con los soldados.   Fuentes oficiales del Ministerio matizan, sin embargo, que ese pacto fue vulnerado por un medio de comunicación y que en todo momento se hicieron las gestiones oportunas para que los reporteros pudieran realizar su trabajo en las mejores condiciones. Incluso retrasando la salida del ministro para que las televisiones pudieran enviar sus crónicas.   Otro de los episodios de este viaje lo protagonizaron el periodista de una televisión de ámbito nacional y el responsable de comunicación, que en una ocasión le recriminó, con cajas destempladas, que estuviera realizando una entrevista a un soldado. La airada intervención del dircom de Defensa consistió, según algunos de los presentes, en informarle de que no tendría una nueva oportunidad de viajar con el ministro. La versión oficial habla de un simple “intercambio de pareceres” tras el cual se pidieron disculpas mutuamente.   El viaje en avión hacia el país asiático transcurrió sin incidentes y, como viene siendo habitual en este tipo de acontecimientos, ministro y periodistas hicieron “corrillo” para hablar de los temas de actualidad. Sin embargo, a la vuelta, las cosas habían cambiando. Una mezcla de cansancio y dejadez hicieron que cuando José Antonio Alonso se acercó a la parte de la aeronave en la que viajaban los periodistas ninguno hiciera ademán de levantarse para hablar con el ministro.   Alonso se encargó además de contestar a todas y cada una de las preguntas que le formularon los periodistas en la rueda de prensa convocada en una de las bases que visitó. Tanto las que se dirigían a él como las que eran para el coronel responsable de la misión.   El Confidencial Digital ya relató el interés del Ministerio de Defensa porque Alonso apareciera en cuantos más medios de comunicación mejor. De hecho, ayer por la mañana fue el invitado de Los Desayunos de TVE, que presenta la periodista Pepa Bueno.   En estos momentos, su departamento está ultimando la primera visita que realizará Alonso al secretario de estado norteamericano, Donald Rumsfeld. El ministro de Defensa estará en Washington, Nueva York y Norfolk a comienzos de la próxima semana.

·Publicidad·
·Publicidad·