Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

El ‘mosqueo’ de Andreu Buenafuente por las ‘calabazas’ del presidente del Barcelona, Joan Laporta, a asistir a su programa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“Ya no volveremos a inviar a Joan Laporta. El equipo de BFN, lleva más de dos años intentándolo y, a estas alturas, nos hemos dado cuenta de que no quiere venir”. Con estas palabras resume el presentador de La Sexta, Andreu Buenafuente, su malestar con el presidente del FC Barcelona.

En una nota hecha pública en su bitácora digital, Buenafuente exige “una pequeña explicación” a Laporta: “nunca hemos tenido nada en contra del presidente del Barça. Mucho menos de la institución”.

“Recuerdo que cuando empezamos a emitir desde Barcelona, albergaba la ilusión de que el club nos echara un capote (por lo del factor local) y nos ayudara un poco en aquellos complicados meses del despegue a nivel nacional. Nada. No hubo reacción. Los jugadores que han venido, siempre lo han hecho a título personal y, la verdad es que siempre les estaré agradecido. El club, nada. Ni un movimiento. Todo excusas y demoras, con los argumentos de las agendas. (Laporta debe tener una agenda más llena que el presidente de la ONU)”, comenta Buenafuente.

El presentador añade que hace unos dos meses remitió una carta personal a Laporta para mostrarle su “desconcierto” y en la que le invitaba a acudir a su programa “para disipar cualquier duda”.

“Nada. Ni una respuesta. Ahí es cuando la ignorancia se convierte en ofensa. Todavía, a día de hoy, no sé que ha podido pasar, aunque confieso que ya no me importa. Creo que el club está por encima de sus dirigentes. Es una pena, pero es así. Hay personas que ven enemigos por todas partes. Yo solo veo amigos. Y a Laporta, no lo veo. Ni lo veré. Este es el desencuentro más tonto y gratuito de la historia de la televisión”, concluye Buenafuente.