Sábado 23/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

La votación clave es el 22 de junio

Batalla por el control de RTVE: esta es la estrategia de los cuatro grandes partidos

El PP maneja dos escenarios: alargar un año la renovación o pactar ya solo con el PSOE. Los socialistas temen otra maniobra como la de Telemadrid

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El nuevo presidente y los vocales del consejo de RTVE se elegirán por mayoría de dos tercios en el Congreso, por lo que los candidatos deberán ser consensuados entre los diferentes partidos. Esta, no obstante, es la única certeza que tienen a día de hoy PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos, que manejan estrategias distintas para tener mayor control sobre el ente público en el próximo lustro.

Sede de RTVE en Torrespaña. Sede de RTVE en Torrespaña.

Según recuerdan a El Confidencial Digital altos cargos de la corporación, lo único aprobado hasta la fecha es la tramitación urgente de la reforma del consejo de RTVE, y la vuelta de la exigencia de la mayoría cualificada para elegir a la nueva cúpula de la radiotelevisión estatal. Sin embargo, queda aún por decidir la fórmula para presentar candidaturas y el número de componentes totales.

Para ambos aspectos, cada unos de los cuatro principales partidos tiene posturas diferentes, que esconden una estrategia distinta para intentar tener su propia cota de poder dentro de la corporación. El PP, con sus 137 escaños, tiene la ventaja de poder inclinarse por diferentes propuestas de los partidos, aunque en todo caso deberá pactar con la oposición para lograr el respaldo necesario.

Ciudadanos quiere repetir el “modelo Telemadrid”

Los populares, de hecho, llevan ya meses de conversaciones discretas con representantes de Ciudadanos para llegar a un entendimiento.

Por parte del Gobierno, “las gestiones las lleva Soraya Sáenz de Santamaría”, aunque del día a día se encarga un Rafael Hernando que ha encontrado interlocución directa con Marta Rivera de la Cruz, portavoz de C´s en la Comisión Mixta de Control a Radiotelevisión Española.

Los contactos entre ambas formaciones se remontan a finales del año pasado, ya investido Mariano Rajoy. En esas primeras conversaciones, se habló del modelo de elección del nuevo consejo, aunque ya entonces “surgieron algunos nombres”.

El objetivo de Ciudadanos era pactar un candidato con los populares y luego sumar al PSOE al acuerdo sobre la fórmula de elección y el nombramiento, tal y como han hecho en Madrid con la elección de José Pablo López al frente de Telemadrid.

No obstante, con el avance de la legislatura, y la falta de un interlocutor estable por parte del PSOE, los contactos entre PP y Ciudadanos remitieron. Una circunstancia que empujó a la formación naranja a actuar “más por libre” y presentar una moción en la que reclama que el nuevo presidente y componentes del consejo de RTVE se elijan mediante concurso público.

Podemos respalda el concurso para incluir a afines

Para llevar a cabo ese procedimiento, explican las fuentes consultadas, habría que constituir una comisión a modo de “jurado”, integrada por los diferentes partidos políticos atendiendo, eso sí, a criterios de proporcionalidad en función de su representación en el Congreso y en el Senado, que analizaría las diferentes candidaturas.

Los profesionales de la comunicación serían los que se postularan para entrar o presidir el consejo de RTVE, y los miembros de la comisión creada decidirían a los perfiles finalistas. De esta forma, se garantizaría una mayor independencia del ente público.

Ese argumento, de hecho, es el que ha empleado Podemos para presentar una moción que pide el mismo concurso público que Ciudadanos, aunque su objetivo, aseguran las fuentes consultadas, es introducir en la cúpula de la corporación a periodistas afines. Una meta que un pacto PP-PSOE-C´s pondría en peligro.

La estrategia de la formación morada sobre RTVE corre a cargo, como las principales cuestiones que se debaten en el Congreso, de Pablo Iglesias. No obstante, el secretario general de Podemos se apoya en la interlocución con otros partidos en Noelia Vera, la portavoz de Unidos Podemos en la Comisión Mixta del control del ente público.

El PSOE prefiere renovar ya el consejo...

En el Partido Socialista, explican las fuentes consultadas, están muy pendientes a la postura que pueda tomar el Gobierno respecto a las mociones de Podemos y Ciudadanos que apuestan por un concurso público. El PSOE teme que esa vía, pese a garantizar un ente público más plural y profesional, pueda alargar el relevo del actual consejo, por lo que prefiere otra fórmula.

Además, en Ferraz se tiene aún muy presente el pacto, ya citado, entre PP y Ciudadanos en la Asamblea de Madrid para imponer a José Pablo López en Telemadrid, al que tuvieron que aceptar en última instancia y, por ese motivo, la meta de los socialistas es llegar a un acuerdo con los populares para garantizarse mayor protagonismo en el nuevo consejo.

El hándicap que tiene Pedro Sánchez es que hasta antes de las primarias, los interlocutores del PSOE con el PP sobre RTVE eran “hombres de Rubalcaba” en representación de Susana Díaz y Óscar López en representación de Patxi López, pero nadie de su candidatura ha negociado con el Gobierno.

Pese a ello, y con el fin de llegar a un acuerdo lo antes posible que facilite la marcha del actual consejo de RTVE, con José Ángel Sánchez al frente, el PSOE está dispuesto a renunciar a una ampliación de los componentes del consejo.

Los socialistas querían pasar de los 10 actuales a los 12 anteriores a la reforma popular, pero puede aparcar dicha exigencia. Esa decisión le costaría críticas de los sindicatos, que ocuaprían esas dos nuevas plazas, pero Ferraz parece dispuesta a aceptar ese desgaste.

En todo caso, aseguran desde el PSOE, el Gobierno necesita el voto socialista para lograr una mayoría de dos tercios en el Congreso, por lo que “el PP querrá también sentarse a negociar”.

...y el PP no tiene ninguna prisa

El PP, por su parte, no tiene ninguna prisa, “ni en llegar a un acuerdo con el PSOE, ni en renovar al actual consejo de la corporación”. Por ese motivo, explican las fuentes consultadas, podría optar por dar el visto bueno al concurso público propuesto por Podemos y Ciudadanos. De esta forma, añaden desde Torrespaña, el relevo de Sánchez y la actual cúpula podía alargarse hasta el año próximo.

Un escenario, este último, que “seduciría” a un Rajoy preocupado por el tratamiento informativo que la nueva televisión pública podría dar al Gobierno y a los casos judiciales que amenazan al PP en los próximos meses. Ese calendario judicial, de hecho, podía ser “determinante” en la decisión final del Ejecutivo sobre la nueva RTVE.

El presidente del Gobierno, de todas formas, ha reconocido en privado que quiere abordar una “reforma en profundidad” del ente público y que el nuevo consejo surja de un gran consenso parlamentario. La voluntad de Rajoy, por tanto, es negociar, aunque aún tiene que decidir si apuesta o no por el concurso público.

En ese sentido, desde Moncloa tienen tan claro que el nuevo presidente de RTVE precisa del apoyo de la oposición que ya se han descartado los nombres de tres posibles aspirantes: Gloria Lomana, Ángel Expósito y Manuel Campo Vidal. El PSOE, explican las fuentes consultadas, habría rechazado a los tres, por lo que se busca un perfil “menos marcado políticamente”.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·