Viernes 27/05/2016. Actualizado 13:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Cómo las gasta Remy Blumenfeld, representante de ‘Pasapalabra’. Telecinco nombra coproductora del formato a ITV Global para evitar la pérdida del concurso

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Telecinco se ha visto obligada a nombrar coproductora de ‘Pasapalabra’ a la compañía propietaria de la licencia, ITV Global, que amenazó con llevarse el formato a la competencia. El acuerdo se cerró hace unos meses pero hasta ahora no habían trascendido los detalles de esta negociación.

Según los datos recabados por El Confidencial Digital, cuando comenzaron las conversaciones para la renovación de la ‘license fee’ con ITV, la productora dueña del formato internacional se desmarcó con una demanda inédita: debía ser nombrada coproductora del espacio. Esto significaba más ingresos (no sólo cobrar por el ‘fee’ sino obtener otro 10%) y figurar en los créditos con el nuevo título.

La productora BocaBoca, integrada dentro de Veralia, la división audiovisual del Grupo Vocento, continuará produciendo el espacio pero tras ver reducido su margen de beneficio, por un ‘coproductor’ que no trabaja en el día a día del concurso.

Telecinco negoció directamente con ITV –en concreto con su director de Formatos, Remy Blumenfeld- este acuerdo, que le permitirá contar con 300 episodios más del programa, que comenzarán a grabarse en julio y se emitirán a partir del próximo otoño. Es la depositaria de la licencia que antes tenía BocaBoca pero tras pagar un precio considerable.

El motivo de haber aceptado estas duras condiciones no hay que buscarlo muy lejos. Telecinco no podía permitirse perder a una de sus ‘gallinas de los huevos de oro’ en plena crisis publicitaria y de audiencia. Y esa fue la amenaza que recibió de ITV Global en caso de que no fueran aceptadas sus nuevas condiciones.

Dentro de la cadena, se lo toman con ironía. “Es lo que tiene negociar en tiempos revueltos”.