Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

El CNI emprende una estrategia de acercamiento a la sociedad: proximidad a los Medios, presencia en la universidad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El recelo y la “oscuridad” han marcado tradicionalmente la relación de los Servicios de Inteligencia españoles con la sociedad. En el CNI es un tema que preocupa y se está intentando poner en marcha un plan de proximidad.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, en el Centro Nacional de Inteligencia se encuentran preocupados por la información que se vierte en los medios de comunicación sobre la institución. La imagen que los medios reflejan de La Casa no se corresponde con la realidad, explican desde dentro. Por esto, el CNI ha iniciado un plan de acercamiento a la sociedad para dar a conocer, en la medida de lo posible, el trabajo que realizan.   “Lo que hacemos está distorsionado por los medios”, afirmaba recientemente un responsable del centro. La Casa ha comenzado a enviar agentes a centros escolares donde imparten conferencias en las que explican las líneas generales del centro, su estructura básica, y recalcan la normalidad del trabajo de inteligencia adaptado al marco democrático de nuestro país.   Un aspecto en el que se incide durante estas intervenciones –a las que los conferenciantes suelen acudir en pareja- es que los oficiales de inteligencia son funcionarios como otros, muy lejos de la imagen que se les supone.   En el capitulo de los medios de comunicación reconocen una relación de desconfianza mutua. La ley de Secretos Oficiales les impide facilitar información sobre la estructura, miembros y operaciones del Servicio. Además, les imposibilita para contrastar datos a petición de los medios.   El CNI se queja, sin embargo, de la falta de rigor de la prensa, como las informaciones aparecidas recientemente en los medios en las que agentes del centro aparecen relacionados con personajes implicados en la trama de los atentados terroristas del 11 de marzo de 2004. Según fuentes de La Casa, “el CNI no persigue, ni detiene delincuentes”, por lo que –afirman- es absurdo vincularles con operativos de tipo policial.   Para solucionar esta situación el CNI estudia iniciar contactos reservados con los profesionales de la información, reuniones informales con la prensa para generar confianza. Hay que recordar que estas medidas se toman en unas fechas en las que diversos servicios secretos, como el alemán BND, se encuentran afectados por escándalos de espionaje a periodistas.   Finalmente el CNI ha apostado por usar la Universidad como plataforma para normalizar su presencia en la sociedad. Proyectos como el que realiza la Rey Juan Carlos de Madrid, que ha creado una cátedra sobre “Servicios de Inteligencia y Sistemas Democráticos”, les sirven, en cierto sentido, para explicar a la sociedad su tarea y contar con expertos investigadores para sus trabajos.