Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

La Cadena SER está alarmada por el daño que puede infligirles la ‘nueva’ RNE: rivalizan por los oyentes de centro izquierda y les pilla muy debilitados

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El ‘aire fresco’ y la modernización que el nuevo director de Radio Nacional de España pretende imponer en la cadena pública tiene muy preocupados a los directivos de la SER. Luis Fernández y Santiago González, dos viejos conocidos en la casa, compiten por el mismo caladero de oyentes que la SER, a la que esta renovación le llega en un momento delicado, a nivel interno.

El presidente de RTVE y el nuevo director de RNE tienen muy claro el nuevo rumbo que quieren imprimirle a la emisora. Como ambos han explicado, primero habrá una modernización del medio. En esta nueva etapa, RNE pretende satisfacer los gustos de esos oyentes que han marcado (o van a marcar) ‘un relevo generacional’ en el medio. Será una radio muy pegada a la calle y consciente del impulso creciente de las nuevas tecnologías, como Internet.

Esta declaración de intenciones tiene muy alarmados a los máximos responsables de la Cadena SER. Según fuentes consultadas por El Confidencial Digital, el tema central de los últimos consejos de administración ha sido éste: justo en el momento en el que la SER tiene serios problemas para invertir su tendencia a la baja, llega un competidor que puede inflingirles un duro correctivo, a poco que haga.

Los argumentos utilizados por las voces más críticas que han intervenido en estas reuniones de alto nivel son los siguientes:

-- La Cadena SER atraviesa ahora una situación muy delicada: cierta decadencia, falta de empuje y de relevancia social.

-- No es que se haya perdido a Iñaki Gabilondo o a Carlos Llamas, es que toda la cadena está sumida en una cierta línea mortecina y gris. La cúpula de la cadena piensa que la SER está ‘muy blandita’ y ‘átona’. Ha perdido la personalidad y fuerza que le caracterizaba.

-- Además, la radio se ha quedado un tanto ‘antigua’. Se habla de las sintonías, pero no exclusivamente. También las locuciones parecen de otra época.

-- Radio Nacional de España tiene en este marco unas posibilidades espectaculares, valoran desde la SER. “A poco que hagan, van a crecer mucho”. Preocupa especialmente ese ‘aire fresco’, esa ‘modernización’ que se le quiere imprimir. Es justo lo que está faltando en la emisora que dirige Daniel Anido.

-- Por otro lado, al Grupo Prisa han llegado voces de que la llegada de Santiago González va a ir acompañada de algún fichaje de peso y renombre para alguna de las franjas más débiles de la programación de la radio pública.

-- Y lo que es más importante: si crece la audiencia de RNE, se resiente la de la Cadena SER. Los ejecutivos de la cadena están convencidos de que la COPE, Onda Cero y Punto Radio compiten entre ellos cada jornada por el espectro del oyente de centro derecha. Sin embargo, la entrada en liza de Radio Nacional es para pujar por ese nicho que hasta ahora era explotado en exclusiva por la SER.

Existe un último dato que se ha tenido muy en cuenta en el consejo de administración de la SER. Radio Nacional va a contar, sin lugar a dudas, con todo el potencial de Televisión Española para relanzar la emisora. En la cadena de Prisa no existe ninguna duda en que Luis Fernández apostará por crear grandes sinergias entre ambas plataformas: la televisión y la radio saldrán beneficiados.

·Publicidad·
·Publicidad·