Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Carlotti, arropado por PSOE, PP y CC, declara que los principios morales son arbitrarios y no deben regir contenidos en TV

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Carlotti, arropado por PSOE, PP y CC, declara que los principios morales son arbitrarios y no deben regir contenidos en TV

El Fórum Europa, que reúne en el Ritz a lo más granado de la vida política, empresarial y periodística española, tuvo este jueves al consejero delegado de Antena 3 TV como orador. El poder de convocatoria del italiano fue un éxito y permitió ver desayunar codo con codo a Rajoy y Gallardón, que oyeron hablar de moral. Junto a la singular pareja “popular”, removían el café el secretario de organización del PSOE, José Blanco, y la Ministra de Educación, María Jesús San Segundo. Paulino Rivero y Eduardo Zaplana también estaban en la misma mesa. El valenciano, por cierto, fue una incorporación de última hora. Al menos, el cartel con su nombre no lucía con letras impresas sino a bolígrafo.

Pero estos no eran los únicos que escuchaban al directivo de la cadena de San Sebastián de los Reyes. También en la mesa central, junto a los antes citados, estaban sus compañeros de grupo de La Razón y Onda Cero: Mauricio Casals, José Antonio Vera, Ansón y González Ferrari, hacían piña en torno a su líder empresarial. Curiosa también la presencia de Giorgio Valerio, Consejero Delegado de Unedisa (Editora de El Mundo), que incrementó la cuota italiana en el salón.

Carlotti permaneció encorsetado al guión de un discurso de corte empresarial centrado, básicamente, en la teoría de la libre competencia. Sólo el turno de preguntas dio algo de color. Requerida su opinión sobre la necesidad de un Consejo Audiovisual estatal, el italiano dijo estar a favor siempre que no esté regido por principios objetivos de moral común, según él, arbitrarios y poco adecuados para que rijan los contenidos, a semejanza de lo que ocurre en EE UU, donde dictan qué puede aparecer en televisión y qué no.

También habló de la protección de la infancia frente a contenidos inadecuados. Según el italiano el problema radica en que los niños ven lo que están viendo sus padres. Los mayores prefieren los formatos del corazón antes que un programa infantil. Sin embargo –apostilla- si a un niño le dejas el mando elegirá los dibujos de La 2.

Pero, hecho curioso, Carlotti prefiere, sin embargo, curarse en salud en casa propia y confiesa que la televisión del cuarto de juegos de sus hijos pequeños está desenchufada de la antena.

El consejero de Antena 3 dice no consultar los confidenciales, pero afirma que no prohíbe a sus empleados que lo hagan. Cada uno debe decidir de quién se fía y de quién no. Según él es cuestión de profesionalidad: hay buenos comunicadores entre estos diarios digitales, que contrastan las noticias y que son excelentes profesionales.

Sobre las licencias para televisiones privadas que próximamente podría otorgar el Gobierno, Carlotti afirma estar en la cima y que las nuevas lo van a tener muy difícil para desbancar a Antena 3. Él va a estar compitiendo duramente “para que no crezcan ni un solo centímetro”. En cualquier caso, utilizó el estrado para urgir al Gobierno a que el apagón analógico se adelante lo antes posible.

Relacionado con este tema también hizo hincapié en una idea: los principales grupos editoriales de este país ya han tenido la oportunidad de participar en una televisión. Unos todavía permanecen en este negocio, otros han salido con grandes pérdidas y algunos se han ido con los bolsillos llenos.

A diferencia de la mayoría de sus antecesores en el Fórum Europa, Carlotti ha defendido la idea de Zapatero de crear un comité de sabios para el estudio de la reforma de la televisión pública. Según él, los sabios no deben ser obligatoriamente expertos en materia audiovisual: “sabio es quien sabe qué sabe”, afirmó. Pero al igual que sus predecesores en la tribuna del Ritz, dice desconocer qué es la telebasura: “No puedo hablar de cosas que no conozco”.