Lunes 26/09/2016. Actualizado 13:28h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Cebrián se considera “parte” de la victoria socialista del 14-M y muestra su decepción por la nueva directora general de RTVE

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Juan Luis Cebrián, consejero delegado del Grupo Prisa, se considera “parte” de la victoria socialista del 14-M. Al menos eso es lo que se desprende de las palabras pronunciadas este miércoles, en un desayuno organizado por el Forum Europa. “Para esto no hemos hecho una guerra”, se quejó al criticar el bajo nivel de la Gala en la que RTVE presentó su programación.

Juan Luis Cebrián, consejero delegado del Grupo Prisa, se considera “parte” de la victoria socialista del 14-M. Al menos eso es lo que se desprende de las palabras pronunciadas este miércoles, en un desayuno organizado por el Forum Europa. “Para esto no hemos hecho una guerra”, se quejó al criticar el bajo nivel de la Gala en la que RTVE presentó su programación.

 

El desayuno en el Ritz protagonizado por el ex director y fundador de El País estuvo muy concurrido, y ninguna presencia parecía casual. Presidía la ministra de Cultura, Carmen Calvo, bien secundada por el secretario de estado de Comunicación, Miguel Barroso; el presidente del Senado, Javier Rojo, y el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), general Félix Sanz Roldán. José Blanco tenía anunciada su presencia pero finalmente no se presentó.

 

El presidente de Sogecable, Rodolfo Martín Villa, ocupó también un puesto en la mesa presidencial, junto a Carlos Solchaga; el consejero delegado de Vocento, José María Bergareche; el consejero delegado de Antena 3 TV, Maurizio Carlotti; o Juan Pablo Villanueva, director de La Gaceta de los Negocios.

 

Ante tan preciada audiencia, completada por diplomáticos y empresarios de Madrid, Cebrián manifestó su enojo por las primeras decisiones de Carmen Cafarell al frente del ente público de RTVE, materializado en la famosa Gala que, según dijo, le dejó “perplejo”. Y culminó así la crítica: “Como dice el otro, para esto no hemos hecho una guerra”.

 

Entrando en materia más política, aprovechó la presencia de la ministra de Cultura para recordarle la imperiosa necesidad de obtener de Bruselas el IVA cero para la prensa periódica, los libros y la música (por cierto, los negocios principales del Grupo Prisa). “Aspiración –dijo- no sólo de los editores de libros y discos, sino de quienes nos dedicamos a hacer periódicos que, según dice todo el mundo, parece tratarse de algo muy importante para la democracia”.

 

La ministra le respondió, micrófono en mano, expresando su más firme intención de unirse al todavía minoritario grupo de países que reclaman en la Unión Europea un IVA “super-reducido” para prensa y libros, y reducido para la música o, con permiso del ECOFIN, un marco de libertad en este capítulo para cada país.

 

Cebrián volvió a mostrar su extrañeza por la actitud del Partido Popular, “que sigue insistiendo en que ha perdido las elecciones por culpa de la SER, en vez de por culpa de lo que hizo el Gobierno del 11 al 14 de marzo pasado”.

 

Reconoció que Felipe González tuvo tentaciones de utilizar los medios públicos, y que cayó en ello alguna vez, pero dijo que el PP lo hizo de forma sistemática. “El Gobierno de Aznar ejerció una presión sobre los medios de comunicación formidable. Intervino en los medios públicos y privados como no se recordaba desde la caída del franquismo, de una manera completamente abusiva en todos los sectores del mundo de la comunicación. Y utilizó amenazas, presiones, extorsiones, regalos…”.

 

Otros temas que se trataron:

 

-La ley audiovisual es una mala idea. Necesitamos leyes parciales coherentes y coordinadas que no traten de resumir globalizadamente la comprensión del mundo. (…) Este Gobierno, como los anteriores, está tentado de que los ingenieros de Telecomunicaciones les resuelvan los problemas políticos.

 

-Sobre la imposición de un canon para financiar la televisión pública: "estoy contra el canon aunque nada es gratuito y menos cuando debemos pagar más de 600 millones de euros de deuda acumulada. Es una decisión impopular y que requiere una reconsideración del papel de servicio público de la televisión pública. Se debe irse a una reducción de costes. Según su filosofía, la televisión pública "tiene derecho a existir" pero no a la doble financiación “porque supone competencia desleal”.

 

-La telebasura es aquí un problema que supera a lo vivido fuera de nuestras fronteras. Es una cuestión de autocontrol de los empresarios. Debemos hacer autoexamen sobre lo que estamos haciendo. Cuando vemos en la televisión a algunos que se denominan periodistas ejercer la libertad de expresión para discutir el tamaño del pene de un conde, yo me digo: pues yo no debo de ser periodista.