Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

El nombramiento del director de Cine de RTVE, que también procede de Prisa, provoca una bronca entre los consejeros del PP, CiU y el resto

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La designación de Gustavo Ferrada (en la imagen), ex de Prisa, como nuevo director del área de cine de TVE no ha sentado nada bien entre los consejeros de RTVE designados por el PP y CiU. Critican el perfil de los últimos directivos nombrados por Luis Fernández y la ausencia de consenso en el Consejo de Administración.

Según los datos recogidos por El Confidencial Digital, el enfado entre ‘populares’ y ‘convergentes’ es considerable. Razonan que tras el ERE de RTVE, una medida diseñada para aliviar, al menos teóricamente, la situación económica que vive la Corporación, se están comenzando a tomar decisiones muy equivocadas. Por ejemplo, desde que Luis Fernández es presidente de RTVE se han contratado ya a 120 nuevos directivos.

Además, estos ejecutivos de primer nivel están siendo elegidos exclusivamente por la cúpula de Prado del Rey. No se consulta al Consejo de Administración. Desde el Ente se explica que el Consejo sólo vota para elegir a los más altos dirigentes de RTVE, es decir, al director de TVE y RNE, yal secretario general de RTVE. Los representantes de PP y CiU exigen también votar los nombramientos de los jefes de área, que están quedando ahora al margen.

La polémica ha saltado con los dos últimos altos profesionales fichados por Luis Fernández: la hija del consejero delegado del Grupo Prisa, Eva Cebrián, y el nuevo director de cine de TVE y ex productor ejecutivo de Sogecine (Prisa), Gustavo Ferrada.

Según testigos presenciales consultados por ECD, los consejeros Jesús Andreu, Manuel Esteve, Andres Martín Velasco y Rosario López Miralles (representantes del PP) y José Manuel Silva Alcalde (de CiU) han denunciado la situación. Las fuentes consultadas hablan de “bronca” en el Consejo.