Jueves 17/08/2017. Actualizado 20:27h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Desestimada la demanda de Ryanair contra El Confidencial Digital por una noticia sobre una emergencia de combustible en Barajas y un problema de finger en Bilbao

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El juzgado de primera instancia número 3 de Madrid ha desestimado la demanda de Ryanair contra El Confidencial Digital por intromisión ilegítima en el derecho al honor, en relación con dos informaciones sobre esa compañía de bajo coste y un comentario de Javier Fumero en su blog.

El juez considera en la sentencia que dichas informaciones y opinión, “bien no incorporan intromisión en el derecho al honor de la demandante, bien se encuentran amparadas por el ejercicio de los derechos a comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión y/o expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción”, e impone las costas a Ryanair.

La compañía de bajo coste tiene en marcha demandas contra otros medios de comunicación españoles, diarios y cadenas de televisión, por informaciones sobre incidentes en sus vuelos y problemas de seguridad.

El fiscal se sumó a la petición de desestimación

La compañía aérea de bajo coste, que acusaba a ECD de una campaña de difamación, acoso y derribo, solicitaba que esta web dejase de hablar de esas dos noticias y comentario, las eliminara de la web, que se abstuviera de publicarlas en el futuro, y que publicase la sentencia a sus expensas, en la propia web durante un mes y en los diarios El País, El Mundo, Expansión y Cinco Días, además de pagar 10.000 euros por daños y perjuicios y las costas.

Ryanair argumentaba que esos artículos faltaban a la verdad, perjudicaban la imagen y crédito comercial de la compañía, contenían graves acusaciones sin fundamento técnico, y provocaban en potenciales clientes “una percepción de riesgo que acabará condicionando su confianza en la misma”.

La vista se celebró el 15 de marzo, y el fiscal se sumó a la petición de desestimación de la demanda.

Emergencia de combustible

La primera de las informaciones fue publicada el 6 de noviembre de 2009, con este titular: “Te denunciaré si no declaras emergencia de combustible”. Las prácticas de Ryanair para ahorrar costes provocan una rebelión de pilotos que sobrevolaban Barajas a la espera de tomar tierra”.

Y tras el titular, este párrafo: “Segunda quincena de octubre. Una decena de aviones comerciales sobrevuelan Barajas en la zona asignada por la torre de control. Esperan para aterrizar porque hay saturación en el aeropuerto. De repente, irrumpe en la frecuencia común a todas las aeronaves la voz de un piloto de Ryanair: “Torre, voy corto de combustible. Permiso para bajar”. Y entonces se desató la tormenta”.

La noticia cuenta que cuando se escuchó la petición, el comandante de un vuelo de Iberia que estaba a la espera planteó: “Madrid. Entiendo que el Ryanair declara emergencia de combustible”. Cuando eso se declara, al tomar tierra el avión afectado se abre una investigación a la compañía. Finalmente, el piloto de Ryanair decidió no tomar tierra en Barajas y pidió con urgencia un aeropuerto alternativo.

Añadía a continuación que los propios pilotos de Ryanair habían denunciado las prácticas de la compañía de racionar las reservas de combustible cargadas, y que el SEPLA había redactado un documento con las supuestas irregularidades que estaría cometiendo esa compañía en España, incurriendo así en competencia desleal.

Sin finger en el aeropuerto de Bilbao

La segunda información fue publicada el 27 de agosto de 2012, con el título “El avión de Ryanair ‘detenido’ por la Guardia Civil en el aeropuerto de Bilbao”.

Relataba que en uno de los vuelos inaugurales de la compañía a ese aeropuerto, con el fin de ahorrar costes la compañía no había contratado finger para el desembarco de los pasajeros. Intentó que lo hicieran a pie, caminando por las pistas, pero la Guardia Civil lo prohibió, por las especiales medidas de seguridad en esas instalaciones en el País Vasco.

Los pasajeros permanecieron encerrados en el avión durante una hora, hasta que Ryanair acabó solicitando autobuses.

El juez considera que en ambas noticias no hubo injerencia en el derecho al honor, que se trata de informaciones que afectan al interés general de miles de usuarios de la navegación aérea y que tienen relevancia. Además, el demandante no cuestionó la veracidad de ambas informaciones.

“Lo de Ryanair es un escándalo”

La tercera pieza de la demanda era un blog firmado por el director de ECD, Javier Fumero, publicado el 10 de septiembre de 2012, titulado “Lo de Ryanair es un escándalo”, en el que comentaba un incidente de despresurización en un avión de esa compañía que se dirigía a Gran Canaria, segundo que se producía esa semana.

Tras referirse a otros incidentes, comentaba que pilotos de líneas comerciales españolas llevaban “años denunciando el peligro de compañías como Ryanair, que están poniendo en riesgo la seguridad de los pasajeros para ahorrar costes”.

El juez destaca que se trata de un artículo de opinión, y que el derecho a expresar y difundir libremente ideas y opiniones “comprende la crítica de la conducta de otro, aun cuando sea desabrida y pueda molestar, inquietar o disgustar”. Así lo requieren “el pluralismo, la tolerancia y el espíritu de apertura, sin los cuales no existe sociedad democrática”.

En cuanto a los datos informativos manejados, habían sido publicados en otros medios, como ABC, El País y Levante, y la propia Ryanair no negaba que fuesen verdad. Respecto a que varios aviones de esa compañía habían solicitado prioridad en aterrizajes por ir cortos de combustible, la sentencia señala que se trata de “una información cierta”, que la propia compañía reconoce.

En definitiva, la opinión expresada “no se revela como temeraria, inconsistente, infundada o gratuita”, aparte de que la compañía contestó por escrito y ECD lo publicó íntegramente el 14 de septiembre.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·