Viernes 02/12/2016. Actualizado 17:20h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

El EGM sale al paso de las críticas de parcialidad en su medición de audiencias a golpe de cartas y trípticos para periodistas VIP

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Estudio General de Medios acaba de realizar un mailing dirigido a un selecto grupo de periodistas que incluía un par de trípticos explicativos y una carta firmada por el presidente ejecutivo de la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC), Julián Bravo. Según datos recogidos por El Confidencial Digital, el escrito pretende poner fin a las acusaciones de parcialidad dirigidas hacia este organismo.

El Estudio General de Medios acaba de realizar un mailing dirigido a un selecto grupo de periodistas que incluía un par de trípticos explicativos y una carta firmada por el presidente ejecutivo de la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC), Julián Bravo. Según datos recogidos por El Confidencial Digital, el escrito pretende poner fin a las acusaciones de parcialidad dirigidas hacia este organismo.

“En algunos comentarios suscitados tras la aparición de los datos de la segunda oleada del EGM hemos notado que no siempre se conocen algunas de las características de dicho estudio, quién lo hace y quién lo gobierna. Probablemente sea culpa nuestra, por no informar convenientemente de estos temas aun cuando nos importa que todo el mundo los conozca bien. Por ello nos permitimos enviarte un pequeño libro en el que se explica quién hace el EGM, cómo está gobernada, qué es lo que pretende y por qué es el más aceptado”.

Este es el inicio de la carta firmada por Julián Bravo que algunos profesionales del mundo de la comunicación de nuestro país están recibiendo estos días. Como el propio EGM reconoce, la iniciativa pretende salir al paso de las críticas recibidas últimamente hacia este organismo, con acusaciones de parcialidad y favoritismo a favor de determinados grupos mediáticos.

Bravo ha querido recordar de nuevo a todos que el EGM está elaborado por la AIMC (Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación), compuesta a su vez por muchos asociados que se han puesto de acuerdo para analizar de manera conjunta sus audiencias.

El presidente ejecutivo de la AIMC recuerda que esta asociación está formada por todos los grandes medios: televisiones, radios, diarios, suplementos, revistas, sitios de Internet, exclusivistas de cine, anunciantes, agencias de publicidad y medios, consultores, etc. “Todos ellos –precisa Bravo- contribuyen a su financiación y nadie percibe un beneficio económico. No es una empresa privada, ni tiene ningún ánimo de lucro”.

Pero es en el tramo final de su escrito, donde Julián Bravo intenta dejar clara las cosas, y dice:

“Lo importante es que esta asociación la gobiernan los propios asociados a través de una junta directiva de diez miembros elegidos por la asamblea cada dos años. Todos y cada uno de los asociados tienen acceso a las bases de datos. El EGM es, pues, un estudio decidido por todo el mercado que es el que lo paga, lo controla y lo acepta”.