Viernes 02/12/2016. Actualizado 17:20h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Federico Jiménez Losantos, César Vidal e Ignacio Villa están “muy satisfechos” con la nota de prensa que emitió la cadena COPE para apoyarles

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La semana pasada, la Cadena COPE envió a los medios de comunicación un comunicado de apoyo ante la campaña de “acoso y coacción” que estaban sufriendo en primera persona Federico Jiménez Losantos, César Vidal e Ignacio Villa. Los comunicadores se muestran encantados con esta iniciativa.

Primero fue el Sindicato Unificado de Policía (SUP), que anunció que presentaría querellas “lo antes posible” contra aquellos periodistas que habían apoyado la llamada ‘teoría de la conspiración’. Según el sindicato mayoritario del Cuerpo (que cuenta con más de 30.000 afiliados), desde los micrófonos de la COPE se había acusado a algunos agentes de “encubridores, autores, inductores, cómplices o falsificadores” en la investigación de los atentados el 11-M.

Después, fueron las declaraciones de Iñaki Gabilondovéalas aquí- en las que calificaba a la emisora de la Conferencia Episcopal y al diario El Mundo de “medios deplorables” por sus informaciones del 11-M. También entró en escena el diputado de Convergencia i Unió, Josep Antonio Durán i Lleida, que desde la tribuna del Congreso de los Diputados llamó “mercenarios” a los periodistas de la COPE.

Más tarde, el presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero se sumó a las críticas a la COPE en una entrevista concedida al diario Público, llamando “a los obispos para que su emisora contribuya a la convivencia”.

Ante esta serie de ataques, como decimos, la dirección de la emisora decidió hacer pública esta nota de apoyo a sus tres comunicadores. La COPE tomó esta decisión para “salir a defender a nuestra gente”, aseguran fuentes internas de la compañía. Las agresiones verbales “coincidieron en un corto espacio de tiempo” y se pensó que “ya era suficiente”, añaden.

Esta es el comunicado íntegro que difundió la emisora el pasado 14 de noviembre:

“COMUNICADO DE LA CADENA COPE

Ante lo que supone una auténtica campaña de acoso y coacción a algunos de nuestros comunicadores, trabajadores e incluso Emisoras, la Cadena COPE quiere expresar lo siguiente:

-- Condenamos las amenazas y las presiones, tanto morales como físicas, que determinados colectivos, instituciones y particulares han ejercido en los últimos días a nuestros comunicadores; en concreto sobre Federico Jiménez Losantos, César Vidal e Ignacio Villa.

-- Respaldamos la actuación de todos nuestros comunicadores en el ejercicio que hacen del derecho a la libertad de expresión.

-- Apelamos a los Poderes Públicos, Instituciones y Medios de Comunicación libres e independientes a que denuncien toda actuación que esté encaminada a cercenar la independencia y la libertad de cualquier periodista.

No puede tolerarse que se intente acotar y coartar la libertad de opinión e información, pilar esencial del estado democrático y de derecho. Si se permitiese, se activarían todas las alarmas; nuestra calidad democrática quedaría seriamente dañada.

En la Cadena COPE vamos a seguir defendiendo la Constitución Española, la pluralidad ideológica de los españoles y el derecho a la libertad de expresión de todos nuestros comunicadores.”