Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Más detalles del pulso entre Globomedia y Zeta por el nuevo canal: Contreras se negó a ceder los Informativos; la Warner, implicada

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Se van conociendo detalles de la dura negociación –frustrada en el último momento- entre Globomedia y el Grupo Zeta, que perseguía una oferta común para el nuevo canal analógico que el Gobierno concederá en diciembre. El Confidencial Digital revela algunos de los puntos de fricción entre ambas sociedades.

Se van conociendo detalles de la dura negociación —frustrada en el último momento- entre Globomedia y el Grupo Zeta, que perseguía una oferta común para el nuevo canal analógico que el Gobierno concederá en diciembre. El Confidencial Digital revela algunos de los puntos de fricción entre ambas sociedades. La discusión tenía varios frentes por definir. Por un lado, el reparto accionarial de la nueva cadena. José Miguel Contreras (Globomedia) y Jaume Roures (Mediapro) exigieron desde el primer momento un reparto 60 / 40. Televisa accedió a hacerse cargo del 40% de los títulos pero Zeta exigió al menos un consejero independiente en la nueva emisora. Tras duras y tensas negociaciones, los representantes del Grupo Árbol y los catalanes de Mediapro se avinieron a reducir su participación hasta el 51%. Siempre en mayoría pero permitiendo que Zeta participara con un 9% como socio independiente. Las desavenencias llegaron en otro punto en discusión: la composición accionarial de la sociedad española que agruparía a diferentes empresas y se presentaría finalmente al concurso. Zeta se comprometió en un primer momento a participar en este consorcio adquiriendo el 20% de las acciones. Globomedia y Mediapro negociaron, por otro lado, con algunas productoras de televisión nacionales que han entrado a formar parte del proyecto. También se llegó a un principio de acuerdo con Warner: la compañía norteamericana mostró un gran interés en participar. Llegados a este punto, los directivos del Grupo Zeta hicieron dos movimientos finales que provocaron la ruptura de las negociaciones. En primer lugar, solicitaron una mayor implicación en la gestión de la cadena. Concretamente, pidieron hacerse cargo de los Servicios Informativos de la nueva emisora. José Miguel Contreras, consejero delegado de Globomedia, se negó rotundamente a aceptar esta contrapartida. Además, horas antes de la presentación final de la oferta, Zeta pidió ver reducida su participación en la compañía y bajar de ese 20% apalabrado. El enfado de los interlocutores de Globo y Mediapro fue considerable: “no se pueden cambiar los términos de una negociación en el último momento”, argumentaron. Era la última palabra de la compañía que preside Antonio Asensio Mosbah por lo que se frustró el acuerdo por el que se había trabajado hasta la extenuación. La salida de la editora de El Periódico de Cataluña provocó que las factorías de Contreras y Roures tuvieran que asumir esos tantos por cientos que Zeta liberó. Todo parece indicar que se trata de una decisión temporal, supeditada a la llegada de nuevos socios que ayuden a soportar en un futuro el peso de la inversión.

·Publicidad·
·Publicidad·