Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Guerra por los derechos del fútbol: La Sexta negocia discretamente la emisión de un tercer partido de la Liga, tras lograr el Mundial

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Sexta negocia discretamente los derechos para emitir un tercer partido de la Liga Nacional de Fútbol, tras lograr el Mundial.

La nueva cadena de Globomedia y Mediapro viene pisando fuerte. Tras adquirir buena parte de los derechos televisivos del próximo Mundial de Fútbol de Alemania, negocia ahora con total reserva la emisión en fin de semana de un tercer partido de Liga. Si había alguna duda, lo sucedido estos últimos meses las ha despejado todas: el fútbol sigue siendo uno de los elementos más eficaces para conseguir audiencias “millonarias”. En un momento de reestructuración del panorama televisivo español por la irrupción de dos nuevos canales, este hecho se está demostrando decisivo. Y nadie quiere quedarse atrás. La televisión de Jesús de Polanco, Cuatro, ha logrado rebasar con gran soltura los dos dígitos de audiencia al emitir sus primeros partidos oficiales (Liga y UEFA), algo que le está resultando prácticamente imposible con ningún otro formato. Así las cosas, la guerra por los derechos del fútbol ha cobrado un nuevo interés. Mientras Telefónica Contenidos parece decidida a dejar en manos de Sogecable y La Sexta la emisión del Mundial de fútbol 2006, la cadena participada mayoritariamente por Globomedia, Mediapro y Televisa negocia desde hace semanas, con total discreción, la compra de los derechos que le permitirían emitir en fin de semana un tercer partido del Campeonato Nacional de Liga. A día de hoy, TVE se reparte con las cadenas autonómicas integradas en la Forta la emisión de esos encuentros, uno por semana. Sogecable emite en exclusiva a través de Canal + otro partido de pago cada siete días. De ahí que La Sexta pretenda disponer de un tercer encuentro, que podría jugarse a las siete de la tarde del domingo. Esta operación le permitiría optar a un 15% de share medio ese día, aprovechando las imágenes, algunos resúmenes y la posibilidad de dar vida a un programa de fútbol. Como ya se ha dicho, para La Sexta —el consorcio integrado por Globomedia, Mediapro, El Terrat, Bainet, Drive y la mexicana Televisa- es vital lograr la retransmisión en exclusiva de algún formato que obligue a los ciudadanos a redireccionar sus antenas, condición necesaria para poder sintonizar el nuevo canal analógico. Pero todas las televisiones están realizando un esfuerzo considerable por posicionarse en este mercado. Hechos recientes lo confirman. La UEFA, entidad propietaria de los derechos audiovisuales de la Liga de Campeones, adjudicó el pasado mes de octubre a Antena 3 TV la difusión en abierto de esta competición durante las tres próximas temporadas. Hasta 2009, la cadena privada podrá emitir uno de los partidos que se disputen los martes. Los otros tres encuentros fueron comprados el pasado julio por Sogecable para su explotación en la modalidad de pago. Además, el viernes pasado se cerró un acuerdo por el que Telecinco se ha hecho con los derechos de las retransmisiones televisivas de la final de la Copa del Rey y de la Supercopa de fútbol. La firma incluye también la retransmisión de diez partidos de la selección nacional de Fútbol Sala. El sector se encuentra especialmente agitado estos días por la multiplicidad de ofertas y por la propia complejidad de la negociación. Los clubes de primera y segunda división que conforman la Liga del Fútbol Profesional (LFP) contemplan con mucho interés el nuevo panorama televisivo, máxime cuando los derechos de la mayoría de los equipos vencen esta temporada. Actualmente, una docena de entidades entre las que están el Real Madrid y el Barcelona -sendos contratos concluyen en 2008- negocia por su cuenta sus derechos, el resto de equipos -más modestos- han unido sus fuerzas en el llamado G-30. Según un informe de Deloitte, los ingresos totales de la Liga española en 2004 ascendieron a 1.000 millones, de los que 300 correspondieron a emisiones televisivas. De esta cantidad, sólo el Real Madrid y el Barcelona se llevaron 96 millones.

·Publicidad·
·Publicidad·