Martes 27/09/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Historia de una “alianza ficción” entre productoras de televisión: Globomedia y MediaPro, condenadas a no entenderse

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Interés entre las dos sociedades parece haber existido. Pero los desacuerdos entre los directivos de Globomedia y MediaPro son aún más grandes que los posibles dividendos que se hubieran derivado del acuerdo. ECD desentraña algunas claves de esta operación de fusión o alianza amagada por dos importantes factorías de televisión nacionales.

Interés entre las dos sociedades parece haber existido. Pero los desacuerdos entre los directivos de Globomedia y MediaPro son aún más grandes que los posibles dividendos que se hubieran derivado del acuerdo. ECD desentraña algunas claves de esta operación de fusión o alianza amagada por dos importantes factorías de televisión nacionales. Oficialmente, las dos productoras continúan sosteniendo que las negociaciones siguen adelante. En Globomedia, un portavoz oficial asegura que aún no hay nada decidido, que el interés de la productora de José Miguel Contreras y Emilio Aragón sigue existiendo y que hay expectativas reales de llegar a un acuerdo entre ambas sociedades. Como ya se ha anunciado en estas mismas páginas, desde Madrid se ha insistido reiteradas veces en que el posible convenio entre Globomedia y MediaPro estaba supeditado al modo concreto de colaboración entre ambas sociedades, para lo que era condición indispensable disponer de un estudio valorativo de ambas compañías que permitiera tasar el valor real de cada productora y formalizar una propuesta. Según ha podido saber ECD, a día de hoy la realidad es bien distinta. Hace sólo unas semanas, un directivo de Globo reconocía en privado todo lo contrario: la operación ha sido totalmente descartada y las negociaciones han entrado en vía muerta. De hecho, la explicación que circula en fuentes cercanas a la factoría del Grupo Árbol es que este “dejarse querer” ante el interés de MediaPro no habría sido sino una maniobra aprovechada por los dirigentes de Globomedia para intentar recomponer las relaciones del propio accionariado, bastante dañadas tras la salida de José María Irisarri. Aún quedan por conocer las verdaderas intenciones de MediaPro en esta aproximación, llevada adelante con gran discreción por Tatxo Benet y Jaume Roures. Lo cierto es que la productora catalana ha parecido siempre la más interesada en el envite. En esta postura puede haber influido el rendimiento estratégico de la factoría catalana, siempre extraordinariamente rentable en cuanto a la prestación de servicios se refiere pero sin estar a la altura en la gestión de contenidos, precisamente allí donde Globomedia destaca. Tanto en cine (“Torapia”, “Slam”, “Comandante”, “Salvador Allende”) como en televisión (“Diario de una boda”, “Equipo G”) los resultados han estado muy por debajo de las expectativas. En este campo, la productora de Roures destaca únicamente en sus propuestas para algunas televisiones autonómicas y locales.