Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Jaime Castellanos transmite calma a los directores de Marca, Expansión, y Qué! sobre el futuro del grupo: no hay un interés real de Rizzoli por Recoletos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El presidente del Grupo Recoletos ha sido tajante: no existe un interés real de RCS Mediagroup por comprar las principales cabeceras de la compañía. Según fuentes de la compañía, las voces que hablan de un posible interés de los italianos por el holding tienen su origen en un puñado de disidentes de Rizzoli.

Se trata de algo más que un rumor. El pasado mes de noviembre, el prestigioso ‘salmón’ italiano Il Sole 24 Ore desveló que el Grupo Rizzoli, propietario del periódico El Mundo, estaba a punto de cerrar la operación de compra de Recoletos (Expansión, Marca, Qué!, Actualidad Económica, Diario Médico, Correo Farmacéutico, Telva…).

Según el rotativo transalpino, en aquellas semanas se estaba determinando el valor real de la compañía a través de un proceso de ‘due diligence’ y que, por razones fiscales, la compra no se anunciaría oficialmente hasta este mes de enero que acaba de concluir. Los italianos iban a pagar a los españoles –se llegó a decir- la mitad del importe en efectivo y la otra mitad en acciones.

RCS MediaGroup respondió con un comunicado oficial que precisaba: “Como se ha comunicado y previsto en el plano estratégico, el grupo mira con interés las diversas oportunidades de posteriores desarrollos en los mercados internacionales en los cuales está ya presente. En relación a lo que ha aparecido publicado, se precisa que no se han iniciado tratos formales, ni mucho menos un proceso de revisiones de las cuentas”.

Informaciones recogidas ahora por El Confidencial Digital aseguran que el presidente de Recoletos, Jaime Castellanos, se refirió este martes en la habitual reunión semanal con los directores de las principales cabeceras del grupo a este asunto. Y les transmitió un mensaje claro: no hay nada de nada; Rizzoli no va a comprar la compañía; nunca ha llegado una oferta en firme; existe un plan hasta 2009 y se va a cumplir; todo va a seguir como hasta ahora. Castellanos quiso transmitir a sus directivos un mensaje de tranquilidad: debían estar confiados sobre su futuro.

Según datos recogidos por ECD dentro de la compañía, existe una explicación a los ecos provenientes de la propia Italia sobre ese supuesto interés de Rizzoli por la compra de Recoletos. La versión que circula en la casa es que los rumores de compra habrían sido difundidos por un pequeño grupo de accionistas de la sociedad italiana, empeñados en una confrontación directa con los mayoritarios.

Recoletos –aseguran en la compañía- se encontraría en medio de esta pugna y estaría siendo utilizado como objeto arrojadizo entre ambos contendientes, a través de filtraciones a los medios sobre estas supuestas operaciones en España.