Viernes 09/12/2016. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

La arenga de Luis Fernández en forma de carta por la unidad en RTVE tras los ataques de Prisa no ha sido bien recibida por los trabajadores

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En RTVE no hay satisfacción por las últimas palabras de su presidente, Luis Fernández. Los ataques a El País en favor de la unidad del Ente no han convencido entre los trabajadores, que han reaccionado con críticas a su gestión.

La carta está fechada el 11 de diciembre pasado y los destinatarios son los trabajadores de RTVE. El origen de la misiva tiene que ver con una serie de informaciones del diario del Grupo Prisa acerca del cambio de sede que planifica Fernández. El presidente asegura que El País ha “falseado la realidad” y que “lanza a la opinión pública insinuaciones torcidas y sin fundamento alguno, completamente inadmisibles”.

En la misma carta, el presidente de la Corporación invitaba a los trabajadores “a mantener una actitud vigilante y comprometida con una iniciativa que defiende los intereses de la radio y la televisión públicas en España”.

Según ha podido confirmar El Confidencial Digital, las palabras de Fernández que apuestan por la unidad de RTVE no han sentado nada bien a ciertos niveles. En primer lugar, se critica que la misiva de Fernández haya servido para atacar a los periodistas de El País y defender a los miembros de su Consejo de Administración.

Por otro lado, el malestar por la carta tiene que ver con que la “actitud vigilante y comprometida” que reclama el presidente no ha ido acompañada de decisiones que impliquen a los empleados. Se recuerda, por ejemplo, el elenco de fichajes de directivos afines, “impuestos por decreto”, que ha completado.

Se escuchan duras acusaciones contra Fernández aludiendo además a su condición de “recién llegado”. Hay trabajadores de RTVE que han dedicado su vida a la compañía y que no han visto con buenos ojos esta llamada al compromiso por parte de una persona “que no tiene experiencia en la casa”, explican.