Sábado 19/08/2017. Actualizado 01:13h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Máxima crispación en el diario Público: críticas a Jesús Maraña y Manuel Rico porque siguen cobrando por ir a tertulias mientras los redactores trabajan sin percibir nada

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

"Gran malestar" en el diario Público. Así definen la situación los trabajadores del periódico. Critican que los máximos responsables de la redacción continúen acudiendo a diversas tertulias mientras ellos están acudiendo a su puesto de trabajo sin percibir ninguna remuneración.

La situación ha estallado. Esta semana se cumplirán cincuenta días sin que los 160 empleados perciban su mensualidad. Se les ingresó la paga de diciembre y se acabó. Los impagos son aún mayores en el tiempo con los colaboradores externos, entre los que están incluidos los fotógrafos y columnistas. Y algunos no aguantan más.

Según fuentes de la redacción consultadas por El Confidencial Digital, las críticas internas hacia la dirección son constantes. Concretamente, reprochan a Jesús Maraña, el director, y a Manuel Rico, el subdirector, que continúen acudiendo a las diferentes tertulias a las que asisten.

Maraña y Rico son invitados, aseguran en Público, por el puesto que ocupan. “Es cómodo pedir tranquilidad y que arrimemos todos el hombre desde el despacho, mientras ellos sí están ingresando”, afirman.

Algunos periodistas se sienten incluso “esclavos” (es la palabra que emplean), pues si no acuden a diario a su puesto de trabajo, tampoco tendrán derecho a paro. Hay casos de trabajadores que se están enfrentando a situaciones familiares críticas y que necesitan ingresar dinero de manera urgente, explican fuentes internas.

De momento, los trabajadores se han personado en el juzgado mercantil de Barcelona a la espera de que el administrador tome una decisión. Roures acudió la semana pasada a la redacción y dejó abierta una posibilidad, que es la mejor valorada en la redacción: que el periódico continúe editándose tras un ERE.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·