Martes 26/09/2017. Actualizado 13:37h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

La ‘guerra del fútbol’ entre Roures (Mediapro) y Cebrián (Prisa) obliga al secretario de Estado para el Deporte a hacer de mediador. Reuniones frecuentes en el CSD

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mediapro y Prisa pusieron fin a la llamada 'guerra del fútbol' el pasado mes de agosto con un acuerdo 'in extremis' que amenazaba incluso el comienzo de la Liga. Sin embargo, esta paz ha estado a punto de romperse en varias ocasiones a lo largo de los últimos meses por ambas partes. Un alto cargo del Gobierno ha sido clave para que no se cancelara el acuerdo.

Faltaban 48 horas para que comenzara la competición y los dos propietarios de los derechos televisivos de los clubes españoles continuaban sin entenderse. Fue entonces cuando apareció la figura de Miguel Cardenal para apaciguar la situación.

El secretario de Estado para el Deporte sentó a los representantes de ambos operadores en una misma mesa (algo inédito hasta la fecha) y les invitó a llegar a un acuerdo. Fueron reuniones maratonianas, hasta altas horas de la madrugada, pero finalmente ambos se dieron la mano.

Pues bien, en estos cinco meses que han transcurrido, la situación ha estado a punto de estallar en varias ocasiones, según ha podido saber El Confidencial Digital de fuentes directas. Ambos operadores se han considerado “atacados” por la otra parte y han amenazado con romper el acuerdo firmado.

Han sido varios los motivos que han llevado tanto a Prisa como Mediapro a lanzar estas amenazas. El principal, las agresivas ofertas lanzadas por uno y otro para captar clientes. “Si Mediapro bajaba el precio de su paquete, Prisa TV se sentía atacada porque consideraba que bajaba el precio de los partidos y, por tanto, perdía clientes. Y viceversa”, explican las fuentes consultadas por ECD.

La situación ha sido en varias ocasiones “muy tensa”, lo que ponía en peligro la retransmisión de los encuentros de Liga.

Como ocurrió en el acuerdo de agosto, la figura de Cardenal ha vuelto a ser clave para convencer a ambos operadores de que romper el acuerdo podía perjudicar a ambos.

Según fuentes de su entorno, el secretario de Estado ha mantenido varias reuniones en secreto con ambas partes para ejercer de mediador. Y en todas, a pesar del ambiente de tensión, ha conseguido que ambos recapaciten su postura.

El último encuentro a tres bandas (Prisa - Mediapro - Miguel Cardenal) tuvo lugar hace tan solo unos días. Los operadores venían con intención de dar por concluido el acuerdo, pero el secretario de Estado pudo calmar los ánimos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·