Sábado 23/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Cambio de fuerzas en el primer grupo audiovisual español

Mediapro toma el mando del Grupo Imagina. Globomedia pierde capacidad de decisión

La compañía de Jaume Roures, Tatxo Benet y Gerard Romy se encarga ahora de las grandes decisiones estratégicas y el día a día operativo del holding

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Vuelco en el primer grupo audiovisual español. El Grupo Imagina ha sufrido lo que internamente llaman una “descompensación”. Las dos principales empresas integradas en el holding han dejado de aportar lo mismo. Mediapro ha cobrado protagonismo en detrimento de Globomedia.

Jaume Roures, uno de los socios del grupo Imagina. Jaume Roures, uno de los socios del grupo Imagina.

Según ha confirmado El Confidencial Digital en fuentes de la compañía, efectivamente, en este momento el peso del negocio lo lleva la división de Jaume Roures, Tatxo Benet y Gerard Romy. Es la compañía que más caja aporta, la que más contratos consigue, la más internacionalizada... Supera, con creces, las cifras de Globomedia.

Las mismas fuentes recuerdan que Mediapro pasa por ser, en estos momentos, una de las mayores compañías de medios técnicos a nivel mundial. Aporta, además, derechos deportivos de gran valor comercial, que suponen en estos momentos casi la mitad del volumen de negocio del Grupo Imagina.

Además, Mediapro ha logrado sanear su cuenta de resultados. La productora catalana salió de números rojos en 2013 tras registrar un beneficio neto de 46,14 millones frente a las pérdidas de 84,9 millones de 2012. La compañía justificó en su día estos datos aludiendo a “la mejora del área de derechos y la desaparición de gastos extraordinarios”.

Caída de la producción y ajuste de precios

Globomedia, por su parte, ha visto mermada significativamente su actividad en los últimos tiempos. De unos años protagonizados por la venta de grandes producciones y éxitos encadenados, ha pasado a ver reducidos los encargos de manera sustancial.

La falta de proyectos y la política de austeridad de las televisiones han provocado además una drástica caída de los presupuestos y márgenes de los formatos, tanto en programas de Ficción como de Entretenimiento.

A todo esto hay que sumar, la retirada de la publicidad en TVE y la escasa competencia entre cadenas, tras la conformación de sólo dos grandes grupos audiovisuales: Mediaset (Telecinco y Cuatro) y Atresmedia (Antena 3 y laSexta).

Sin embargo, esto no siempre fue así.

La fusión de laSexta y la merma de Globomedia

Para encontrar el origen de este vuelco hay que remontarse a la adquisición de laSexta por parte de Antena 3. El mes de agosto de 2012, cuando el Gobierno autorizó la operación, fue el origen del cambio en el equilibrio de fuerzas en Imagina. Hasta entonces, el peso del grupo lo llevaba Globomedia.

Por aquellos años Mediapro debía afrontar un enconado litigio judicial –aún no completamente resuelto- con el grupo Prisa por los contratos televisivos del fútbol español. La situación llegó a ser tan comprometida que el Grupo Imagina se vio forzado a declarar concurso de acreedores. A esto hubo que sumar diversos conflictos con Competencia y con los clubes.

Globomedia, sin embargo, en aquel momento pasó de operar y controlar una cadena de televisión nacional a convertirse, casi exclusivamente, en una factoría de contenidos centrada en España… en plena crisis publicitaria. Su peso en Imagina comenzó a mermar.

En estos dos años y medio, la factoría propiedad de Emilio Aragón, Dani Écija, José Miguel Contreras y Andrés Varela Entrecanales se ha visto obligada a acometer varias reducciones de plantilla y a solicitar ayudas a su socio para la financiación de algunos trabajos.

Así, Mediapro ha tenido que hacer frente a gastos puntuales de Globomedia, por ejemplo, con la aportación de liquidez para abonar algunas nóminas o facturas

Ahora decide Mediapro

Todo esto explica que, en este momento, Mediapro sea quien más aporta a la compañía en detrimento de Globomedia, que ha visto cómo su fuerza y su opinión en la toma de las grandes decisiones estratégicas del grupo ha ido disminuyendo progresivamente.

Los acuerdos que firma ahora Imagina se deciden fundamentalmente desde Mediapro. El equipo de Jaume Roures y Tatxo Benet monopoliza la toma de decisiones y el día a día operativo de la compañía.

El papel de Globomedia en Imagina se limita en la actualidad a actuar en calidad de socio. Es decir, aunque los porcentajes accionariales sigan siendo los mismos (50-50), la productora de ficción apenas tiene capacidad operativa en el holding.

Esta “descompensación”, sin embargo, no implica conflictos en el día a día. En Globomedia son conscientes de que su papel, en este momento, no es el más fuerte y tienen que limitarse a acatar lo que decidan desde Mediapro en la toma de las grandes decisiones.

Rencillas entre los socios

Toda esta situación ha provocado, además, algunas rencillas y tiranteces entre los altos directivos de las dos compañías. Es lo que internamente se ha denominado la batalla entre “los catalanes”, por Roures y Benet, y “los madrileños”, por los ejecutivos de Globomedia.

Ha habido recriminaciones por la retribución de algunos directivos, reproches al papel desempeñado por otros, quejas por la escasa aportación de unos al negocio, la falta de visión de otros…

Internamente se minimizan estos roces. Se trata, explican, de cuestiones personales calificadas de simples “anécdotas” y, lo que es más importante, que nunca han puesto en riesgo la estabilidad accionarial de la sociedad.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·