Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

La editora de El Mundo compra Recoletos (I). Los italianos fueron los que desecharon el gratuito Qué!; negociaron seis directivos con un estricto pacto de silencio

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El pasado miércoles se hizo pública la oferta de compra de RCS Mediagroup por el 100% de Recoletos. En la operación no entró el gratuito Qué!. Contrariamente a lo que se ha dicho, fueron los italianos quienes desecharon su adquisición. Por varios motivos.

Quienes han estado al tanto de estas negociaciones aseguran que se ha tratado de un proceso largo, complejo y muy medido. Y al que todavía le falta por atar algunos cabos. En primer lugar, la oferta por el Grupo Recoletos está condicionada a que sea aceptada al 100%, es decir, por todos y cada uno de los accionistas de la compañía.

A continuación –se advierte-, la operación dependerá del resultado satisfactorio del habitual proceso de “due diligence”, con el que se determinará el valor real de la compañía. En total, se calcula que se emplearán unos dos meses en culminar la compra. Una de las dudas que continúa sin respuesta es cómo se va a realizar la adquisición, si a través de la división española de Rizzoli –la editora Unedisa- o a través de un holding. La cuestión fiscal será decisiva en este caso.

Otra de las incógnitas de esta operación era conocer qué ha sucedido con el gratuito Qué!, excluido de la compra. La versión oficial distribuida por el Grupo Recoletos afirmaba que el consejo y los accionistas habían decidido conservarlo, como un valor estratégico. Sin embargo, según ha podido confirmar El Confidencial Digital, no se ha tratado tanto de que los españoles no quisieran vender como de que los italianos no han querido comprar.

Las explicaciones que se han dado desde RCS Mediagroup están todas relacionadas con las “singularidades” del periódico no de pago que dirige Ana Isabel Pereda, respecto al resto de los medios incluidos en el porfolio que se ha negociado. Concretamente, son las siguientes:

a) En primer lugar, la especial composición de su accionariado. Hay que recordar que el gratuito no es propiedad exclusiva de Recoletos. Un accionista muy significado del sector, el Grupo Godó, tiene un 30% del capital. Los italianos vieron aquí una primera dificultad.

b) Por otro lado, el modelo de prensa gratuita que hay en Italia es muy distinto al hispano. RCS lanzó al mercado en 2001 su propio diario no de pago: City. Esta cabecera tiene una distribución muy semejante a la del español Qué!, con unos 900.000 ejemplares, pero se sustenta sobre un modelo de negocio distinto: en Qué! trabajan unas 220 personas y en Italia sacan adelante el periódico con unos 50 profesionales. Es una estructura muy pesada.

c) El tercer motivo de desencuentro fue el precio. Para Recoletos se trataba de una pieza de mucho valor y exigieron un elevado desembolso. Finalmente, RCS decidió dejarlo fuera para desatascar la operación sobre el resto de la compañía.

Rizzoli ha tenido en mente, en todo momento, las particularidades del mercado de gratuitos, donde los márgenes publicitarios son muy estrechos. El crecimiento que pueden experimentar los ingresos de este tipo de cabeceras está muy condicionado –valoran desde Italia- por circunstancias tales como el peso (estos diarios no pueden pasar de un tope de gramos máximo) o la paginación (no se puede pasar de las 48 páginas). Es decir, que la inclusión de publicidad tiene un límite claro.

De ahí que, pese al valor estratégico de la cabecera –explican desde Recoletos-, los italianos decidieran dejar aparte Qué!

Otros datos relevantes de la operación:

-- La negociación se ha llevado a cabo, según relatan a ECD fuentes de toda solvencia- “con mucha prudencia y discreción”. Ha existido un estricto acuerdo de confidencialidad, dirigido a impedir cualquier filtración que provocara alarmas innecesarias entre los profesionales implicados antes de que se aprobara la oferta en España.

-- Los protagonistas directos del pacto han sido un reducidísimo grupo de ejecutivos. Por parte de RCS Mediagroup han participado dos directivos italianos y otras dos personas de la editora española de El Mundo, Unedisa. El Grupo Recoletos ha estado representado en todo momento por su presidente, Jaime Castellanos, y un directivo más. Seis personas en total.

-- RCS Mediagroup está contando en esta operación con la asesoría financiera de dos entidades de crédito italianas. Concretamente, se trata de Mediobanca y la Banca Leonardo.