Lunes 26/09/2016. Actualizado 13:49h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

La editora de El Mundo retoma la búsqueda de un socio en España amparada en el creciente valor de la sociedad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“El mercado requiere dimensión y la nuestra está limitada por el propio perímetro de actividades que tenemos”. Esta es la convicción que existe en Unedisa, sociedad editora de El Mundo, que no ceja en el empeño de encontrar un socio estratégico que los haga competitivos.

“El mercado requiere dimensión y la nuestra está limitada por el propio perímetro de actividades que tenemos”. Esta es la convicción que existe en Unedisa, sociedad editora de El Mundo, que no ceja en el empeño de encontrar un socio estratégico que los haga competitivos.

 

En el diario El Mundo no deja de preocupar “la soltería” a la que se ha visto abocado tras la salida del grupo Recoletos de su accionariado. Hace año y medio y tras arduas negociaciones, el grupo Rizzoli Corriere della Sera cerró la compra del 30% que poseía Recoletos en el diario. Desde ese momento, Unedisa pasó a ser una pieza suelta en un mercado muy marcado por la concentración.

 

En el grupo de prensa que preside Alfonso de Salas se reconoce que la progresión de la sociedad debe mirar hacia fuera: desde dentro se puede crecer muy poco. Por eso no se descarta una fusión o adquisición estratégica que le otorgue a Unedisa el tamaño idóneo para competir en el mercado que ahora no tiene.

 

La cuestión sigue estando en la indisposición de los socios italianos a ceder poder. RCS es el accionista de control y siempre lo será, repiten desde el país transalpino. Ya en su día, el presidente del Grupo Recoletos, Jaime Castellanos, dejó bien claro que la venta de la participación que poseía en El Mundo se produjo al no poder integrar Unidad Editorial en Recoletos.

 

Efectivamente, la presencia de Recoletos en Unedisa era una operación de más calado, llamada a una fusión con papeles repartidos, pero que los italianos no quisieron secundar. Incluso, se llegó a proponer una división 50 a 50, que no convenció a Rizzoli.

 

Existe, por tanto, cierta preocupación en la calle Pradillo pues modos de desbloquear esta situación tampoco hay tantos. En Unedisa se ha optado por esperar y ver cómo evoluciona el valor de los actores que andan sueltos en el mercado. “Tras el primer semestre de 2004 que hemos hecho, dicen desde El Mundo, se puede decir que el nuestro está desenvolviéndose muy bien”.

0 comentarios

0 comentarios

El Videoblog de Jose Apezarena

Decían en Podemos que ellos son distintos

·Publicidad·
·Publicidad·